Llega a Netflix «The Prom», el musical de Meryl Streep y Nicole Kidman

La Voz REDACCIÓN

CULTURA

James Corden, Nicole Kidman, Meryl Streep y Keegan-Michael Key
James Corden, Nicole Kidman, Meryl Streep y Keegan-Michael Key

«No soy una diva, y eso fue un gran reto para mí», aseguró la oscarizada actriz

12 dic 2020 . Actualizado a las 20:39 h.

Las oscarizadas Meryl Streep y Nicole Kidman protagonizan The Prom, película dirigida por Ryan Murphy. La cinta es una adaptación cinematográfica del musical homónimo de Broadway, con guión a cargo de Bob Martin y Chad Beguelin. Adaptar el musical a la gran pantalla supuso un gran desafío para el director y productor Ryan Murphy. «Creo que hacer una adaptación siempre es complicado, porque sabes que quieres ser fiel a la esencia de la obra, pero también quieres hacerla tuya», reveló Murphy en un encuentro virtual con varios medios de comunicación entre los que se encontraba Europa Press.

El musical original de Broadway siempre fue muy especial para Murphy debido a su mensaje contra la discriminación y en favor de la tolerancia. «De joven, me hubiera gustado ver una película como esta. Desearía no haberme sentido tan solo en mi vida cuando era pequeño. Cuando vi el musical por primera vez, me sentí muy identificado con él porque, al igual que el personaje de Emma Nolan, yo también soy de Indiana. Tuve una sensación muy similar en la que buscaba un lugar al que pertenecer, buscaba el apoyo de mi comunidad», contó el creador de series como Pose o American Crime Story.

«Me identifiqué profundamente con el personaje de Emma y pensé que sería una película maravillosa para Netflix, porque 200 millones de personas en todo el mundo pueden ver este filme, pueden ver este mensaje de tolerancia, incluso en los países en los que ser homosexual es ilegal e incluso te pueden ejecutar por serlo», concluyó Murphy.

La legendaria Meryl Streep se mete en la piel de Dee Dee Allen, una auténtica diva de Broadway cuya exitosa carrera comienza a evaporarse. «Fue genial interpretar a alguien tan vanidoso y tan exagerado, alguien tan narcisista. No sé de dónde saqué esa personalidad... Me encantó interpretar ese personaje. Probablemente soy todas esas cosas, pero no soy una diva, y eso fue un gran reto para mí», aseguró Streep.

«Me encanta interpretar a alguien que llega a un lugar y piensa que es el centro de atención. Por supuesto que no lo es, pero adoro ese tipo de diversión. Todo el mundo se enfada con ella todo el tiempo, y eso también fue muy divertido», explicó la actriz de 71 años.

Nicole Kidman aseguró, por su parte, que hacer The Prom fue como ensayar para un show de Broadway. «Los bailarines de Broadway son increíbles, son muy sofisticados y yo pensé que nunca podría imitar cada pequeño detalle, cada gesto de las manos, cada movimiento... Pero tener a este equipo de personas animándome y haciéndome creer que podía hacerlo fue simplemente maravilloso», señaló Kidman.

«Por eso creo que ser bailarín y ser parte de una compañía es algo hermoso, todos están allí ayudándose y animándose mutuamente. Ryan pudo crear eso para nosotros antes de filmar la película. Parecía que estábamos preparándonos para un espectáculo de Broadway», afirmó la actriz.

Un baile de graduación muy especial

En The Prom, Dee Dee Allen (Meryl Streep) y Barry Glickman (James Corden) son dos estrellas de teatro de la ciudad de Nueva York que están en crisis, ya que su nuevo y costoso espectáculo de Broadway es un gran fracaso que ha arruinado sus carreras.