«Respect», la turbulenta vida de Aretha Franklin

Libros del Kultrum publica la biografía desautorizada de la reina del soul realizada por el periodista David Ritz, que antes había escrito las edulcoradas memorias de la cantante

Aretha Louise Franklin (Memphis, 1942- Detroit, 2018)
Aretha Louise Franklin (Memphis, 1942- Detroit, 2018)

Redacción / La Voz

Apenas han pasado dos años desde el fallecimiento de Aretha Louise Franklin (Memphis, Tennessee, 1942-Detroit, Míchigan, 2018), pero la dimensión de la pérdida agranda exponencialmente el vacío dejado. Queda su música, claro, sus grabaciones, y esa condición casi omnipresente que ostenta su voz. Sigue siendo la gran Lady Soul. Toda su luz ocultaba, por deslumbramiento, sus muchas sombras. Ese lado oscuro es el que aflora en el libro Respect, biografía titulada en su recentísimo traslado al castellano de la mano del sello Libros del Kultrum Aretha Franklin. Apología y martirologio de la reina del soul (2014), una obra debida al crítico y periodista David Ritz (Nueva York, 1943), autor de las memorias oficiales de la cantante: Aretha. From These Roots (1999), que siguen inéditas en español. Lo que ella no quiso contar entonces lo contó un lustro después Ritz, que no ahorra al lector los argumentos vitales que sustentaban la atormentada coloratura vocal que emanaba de su poderosa garganta. Fue así como rompió su relación con Franklin; sin despeinarse, dijo: «No malgaste su dinero en la lectura de esta biografía desautorizada [...] Es solo basurilla inmunda». La publicidad del producto no podía ser más prometedora. Y es que su existencia no fue un lecho de rosas del que Aretha gustara de presumir, en una trayectoria que se vio condicionada de inicio por los dos hijos que tuvo antes de los 15 años (entonces ya huérfana de madre) y que dejó al cargo de su abuela por la firme decisión de triunfar en el mundo de la música. Esa prematura maternidad se suma al maltrato que sufrió por parte del padre, Clarence L. Franklin, un exitoso predicador baptista muy cercano a Luther King, con poses de seductor y proclive a las orgías, y de su primer marido. Ritz narra las virtudes y el mito, pero no distrae los fracasos, las infidelidades, el abuso del alcohol, la soledad... Tampoco las inseguridades de autodidacta que la llevaban a unos celos furibundos cuando otra cantante despuntaba o le hacía sombra.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

«Respect», la turbulenta vida de Aretha Franklin