Vadim Perelman: «Nunca se harán suficientes películas sobre el Holocausto»

Xesús Fraga
xesús fraga REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

El cineasta Vadim Perelman, retratado en la Berlinale
El cineasta Vadim Perelman, retratado en la Berlinale jens koch

El director estrena «El profesor de persa», un filme que toca temas como la identidad, la lengua y la memoria

21 ene 2021 . Actualizado a las 09:24 h.

En su debut, Casa de arena y niebla -nominada a tres Óscar- Vadim Perelman (Kiev, 1963) se valía de su experiencia como inmigrante y su contacto de niño con la pobreza para filmar un drama que hablaba del desarraigo y la fragilidad. Ahora, el cineasta afincado en Canadá propone otra historia sobre la identidad y la memoria, así como el papel de la lengua en su construcción. El profesor de persa, propuesta alemana para los Óscar y que se estrena este viernes en los cines, tiene como protagonista a un joven judío belga (interpretado por Nahuel Pérez Biscayart) que finge ser persa para salvarse de ser fusilado por nazis. Su situación se complica cuando el capitán del campo al que es trasladado le ordena que le enseñe su idioma, por lo que no le queda más remedio que inventárselo sobre la marcha para evitar que lo descubran y perder la vida como le ocurre a los demás prisioneros del campo.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

-Viendo la película uno se acuerda de esa frase de que una muerte es una tragedia, pero un millón es solo una estadística...

-¿Quién dijo eso?

-Se le atribuye a Stalin, ¿no?

-Sí, es verdad, Stalin [ríe].

-Pero en el filme ocurre lo contrario: cada muerte es una tragedia, de ahí la importancia que tienen los nombres de los prisioneros, que el protagonista tiene que inscribir en el registro.