Fallece a los 82 años el poeta y arquitecto Joan Margarit, premio Cervantes 2019

HÉCTOR J. PORTO REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

El arquitecto y escritor Joan Margarit, premio Cervantes 2019, falleció en su casa de Sant Just Desvern
El arquitecto y escritor Joan Margarit, premio Cervantes 2019, falleció en su casa de Sant Just Desvern

Luchó contra el cáncer hasta el final, con la pluma como arma contra la muerte

17 feb 2021 . Actualizado a las 08:47 h.

«Uno debe ser osado en la búsqueda pero humilde en el trabajo», gustaba de decir Joan Margarit (Sanaüja, Lérida, 1938) cuando hablaba de que su tarea tenía claras similitudes con la de un cazador que sale a recorrer el monte, pero en su caso la mirada se dirigía a los recuerdos, la memoria, las percepciones. La posible genialidad que se podía intuir en esta labor audaz, matizaba, solía estragarse en su paso al negro sobre blanco; es ahí, en el papel, donde cabía entregarse desnudo y dispuesto a un trabajo arduo y callado, carente de glamur alguno, si acaso urdido en la soledad. De ahí, de esta modesta empresa de bruñido, ha de salir, incidía, un poema que muestre un aspecto limpio, que posibilite al menos una primera lectura clara, sencilla, aunque después -y eso también es deseable- queden abiertas otras más ambiguas, sutiles, cuyos niveles de interpretación ofrezcan nuevas y más profundas revelaciones.

Margarit, que era arquitecto de profesión -y de gran prestigio-, concedía a la poesía una de las cualidades más valoradas en un casa, en un hogar, la de refugio, un amparo que, aseguraba, en este mundo áspero e inclemente, apenas se podía encontrar en otros lugares como la filosofía, la religión o la música. A lo mejor, tenía que ver mucho que el autor leridano no concebía la belleza y, por tanto, la poesía sin el sustento de la verdad.

El editor de Proa, Josep Lluch, corroboraba este martes a Europa Press que, como se trasluce en su libro de memorias de infancia y juventud Para tener casa hay que ganar la guerra, Margarit buscaba en la poesía «alguna cosa que lo refugiase» en sentido espiritual.