Tres parques asturianos, reconocidos por su arquitectura

Dos se encuentran en Oviedo y otro en Avilés

Mosaico del artista Antonio Suárez en el Paseo de Los Álamos
Mosaico del artista Antonio Suárez en el Paseo de Los Álamos

El Paseo de los Álamos y El Campillín, en Oviedo, y el Parque Infantil de Llaranes, en Avilés, han pasado a formar parte del registro de la Fundación Docomomo, una organización internacional que documenta lo mejor de la arquitectura moderna entre 1929 y 1975.

Estas tres localizaciones formarán parte de la nueva categoría de espacios públicos, que recogerá plazas, jardines y parques, entre otros, según ha informado este miércoles el Colegio de Arquitectos de Asturias, que trasladó su propuesta a Docomomo.

El Paseo de los Álamos de Oviedo y su pavimento, realizado por el artista Antonio Suárez en 1966, han sido registrados con el nivel A, que representa la máxima distinción.

Con nivel B, para obras de interés local, han sido registrados el Parque de El Campillín, del arquitecto Luis Prieto Bances (1965), y el Parque Infantil de Llaranes, del también arquitecto Francisco Goicoechea (1956).

El Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias ha subrayado que este reconocimiento pone en valor los tres espacios y, por ello, ha animado a los responsables municipales a realizar los mantenimientos necesarios para que sigan siendo merecedores de «tan prestigioso registro».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Tres parques asturianos, reconocidos por su arquitectura