Cultura podrá freno a las humedades en San Miguel de Lillo

La Voz

CULTURA

San Miguel de Lillo
San Miguel de Lillo Turismo de Asturias

El Consejo de Patrimonio aprueba el plan de conservación del templo y reconoce como BIC 56 bienes de la Catedral de Oviedo

03 mar 2021 . Actualizado a las 19:03 h.

El Consejo del Patrimonio Cultural de Asturias ha aprobado este miércoles las obras de conservación de la iglesias de San Miguel de Lillo, que tienen por objeto mejorar la estanqueidad de las fachadas y corregir las humedades detectadas en este templo prerrománico de Oviedo.

La intervención se realizará en el exterior de la cabecera para dar mayor vuelo al alero norte y así canalizar las aguas de lluvia y mejorar la impermeabilización de la cubierta, ha informado el Gobierno del Principado.

El proyecto también incluye la limpieza, el relleno de juntas y la aplicación de tratamientos fungicidas y herbicidas en los niveles superiores interiores de muros y bóvedas, así como la revisión de las zanjas de drenaje y la ejecución de actuaciones puntuales en la pavimentación exterior.

Patrimonio también ha acordado declarar BIC una selección de 56 bienes muebles de la catedral de Oviedo, con el fin de completar la protección patrimonial con que cuenta el conjunto monumental desde 1931, y que se amplió en 1998 y 2015 con la inclusión de la Cámara Santa y el resto del complejo, respectivamente, en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.

En la lista se incluyen las cruces de los Ángeles (año 808) y de la Victoria (año 908) y la Caja de las Ágatas (año 910), así como otras piezas de orfebrería y dípticos.

Asimismo, el pleno ha propuesto la declaración de los restos de la sillería del coro de la Catedral y del retablo mayor, así como de los diferentes retablos localizados en las capillas laterales de la catedral y en su girola, obras de los siglos XVII y XVIII.

El Consejo de Patrimonio ha dado luz verde además a la ejecución del plan director del castro de Mohías, en Coaña, para desbrozar todo el entorno arqueológico y a continuación limpiar las estructuras arqueológicas con el objeto de documentar los perfiles estratigráficos alcanzados en las últimas campañas de investigación del yacimiento, así como a las obras de consolidación del conjunto de la torre de Soto, en Aller.

También ha aprobado las obras de conservación en la torre de la iglesia de Santa María de Soto de Luiña, en Cudillero y ha analizado el proyecto para la segunda fase de la restauración integral del monasterio de San Salvador de Cornellana, en Salas, que acometerá el Gobierno central tras la incrporación de nuevos detalles técnicos.