«Nadie»: Supongamos que se enfada el lechero

Primera incursión en Hollywood del ruso Ilya Naishuller, con guion de Derek Kolstad, padre de la franquicia «John Wick»


Cuando llega el lechero, lo importante es la leche, pues seguramente se trate de un tipo común que hace su rutinario trabajo y pasará por este mundo como uno más entre la marabunta. O imaginemos a aquel Kevin Maccallister, el crío de Solo en casa (1990), ahora un adulto corriente y moliente al que un mal día, unos tipos tienen la ocurrencia de entrar por la noche en su hogar y quizá se hayan llevado también la pulsera del gatito de su niña… O sea, que aquel lechero hará su trabajo: repartir leches a destajo. Claro que vestido por Bob Odenkirk (Illinois, 1962), un todoterreno, activo guionista, curtido actor secundario e incluso director para cine y televisión, nos lo creeremos. Omnipresente en Nadie, un guion de Derek Kolstad, padre de la franquicia John Wick -la cuarta y la quinta ya en preproducción-, personaje del que este Hutch Mensell solo hereda su mala uva, pero no la melancolía y la cara de palo de Keanu Reeves. Con franqueza, vemos futuro a este fulano algo canijo al que han disgustado a su pequeña.

Se agradece su potente carga paródica, su humor inteligente y sus ganas de cachondeo, mientras vapulea a las de machacantes a palo seco, a lo Jason Statham, Liam Neeson y sus parientes contemporáneos. Será por eso que se gastaron unos vulgares 16 millones y van camino de cuadruplicarlos en taquilla. Léase: los espectadores lo agradecen. Lo que hace el moscovita y clipero Ilya Naishuller (1982) en su primera incursión en Hollywood, es dotar al producto del ritmo sincopado habitual, subrayar la violencia con ingredientes que incluyen crujido de huesos, algunas vísceras y fiambres a mansalva. Ayuda que ya desde los iniciales títulos de crédito, el protagonista obtenga la complicidad del patio de butacas -nunca llega a tiempo de sacar la basura, con el consiguiente reproche de su santa, y encima su hijo adolescente le tiene por un acongojado-, además de mostrarnos a su propio padre en -inolvidable registro de Christopher Lloyd-, en apariencia otro jubilado cascarrabias al uso. Regresará más pronto que tarde y otra vez nos divertiremos. Con eso bastará.

«NADIE»

[«NOBODY»]

EE. UU., 2020.

Director: Ilya Naishuller.

Intérpretes: Bob Odenkirk, Aleksey Serebryakov, Christopher Lloyd, Connie Nielsen, Michael Ironside, Araya Mengesha, Colin Salmon, RZA.

Acción.

92 minutos.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

«Nadie»: Supongamos que se enfada el lechero