Llega «Friends»: La reunión más esperada

iker cortés MADRID / COLPISA

CULTURA

Grandes estrellas del espectáculo se suman al reencuentro del elenco de la popular comedia, que este jueves llega a HBO

27 may 2021 . Actualizado a las 09:39 h.

El tráiler y las primeras fotografías de Friends: La reunión demuestran que diecisiete años no pasan en balde para nadie. Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc, Matthew Perry y David Schwimmer han vuelto a reunirse para un capítulo especial que llega hoy a HBO. El encuentro no tiene guion y está lleno de estrellas invitadas, como Reese Witherspoon, David Beckham, Justin Bieber, BTS, James Corden, Cindy Crawford, Cara Delevingne, Lady Gaga, Elliott Gould, Kit Harington, Larry Hankin, Mindy Kaling, Thomas Lennon, Christina Pickles, Tom Selleck, James Michael Tyler, Maggie Wheeler y Malala Yousafzai.

Esta reunión era el sueño húmedo de los directivos de televisión desde hace años. La comedia de situación fue todo un éxito que permaneció en antena diez temporadas, desde 1994 hasta 2004, con 236 capítulos.

Creada y producida por Marta Kauffman y David Crane, la serie, que pronto se convirtió en uno de los grandes reclamos de NBC, contaba el día a día de seis amigos, cuatro de los cuales compartían dos apartamentos en un bloque ubicado en Manhattan, Nueva York.

La historia daba comienzo cuando a la icónica cafetería de la ficción, el Central Perk, llegaba, aún vestida de novia, Rachel Green (Aniston), una vieja amiga de instituto de Monica Geller (Cox), que acababa de dejar plantado a su novio en el altar. Acabaría yéndose a vivir con Monica, una cocinera maniática del orden y la limpieza: la pija, que no sabía ni hacer un huevo, iniciaba así una nueva vida.

Pronto el espectador descubría que Ross (Schwimmer), el hermano de Monica, un arqueólogo con un puntito repelente, siempre había estado enamorado de Rachel. Sus altibajos como pareja y aquel '¡estábamos en un descanso!' constituirían una buena parte de las tramas de una comedia coral en la que todos los personajes acababan encontrando su hueco. El cinismo y sarcasmo de Chandler Bing (Perry) se complementaba a la perfección con la aparente tontería de Joey (LeBlanc), un atractivo y narcisista actor a la búsqueda de su oportunidad. Y luego estaba Phoebe (Kudrow), inclasificable cantautora que parecía vivir en otro planeta.

Entre las curiosidades de la producción, cabe decir que aunque la serie estaba ambientada en Nueva York, se rodó íntegramente en los estudios que Warner Bros posee en Bunbark, California, a excepción del capítulo doble que se desarrolla en Londres. En él, el elenco casi al completo se desplazaba a Londres para asistir al enlace entre Ross y su novia británica. Aquel viaje servía también para abrir una nueva trama: el romance entre Chandler y Monica, que ya duraría hasta el final de la serie.

Cuando el reparto hizo piña

Por otro lado, el reparto supo hacer piña. Cuando Friends ya era relativamente popular, los intérpretes ganaban 40.000 dólares por capítulo. A Aniston y Schwimmer se les había ofrecido más que al resto del elenco, pero el actor que daba vida a Ross siguió un sabio consejo de su madre, abogada especializada en divorcios: «No dejéis que os dividan». Así que ambos propusieron que todo el reparto ganara el mismo dinero.

Ya en la cuarta temporada, pidieron renegociar hasta los 100.000 dólares por capítulo y una participación en los ingresos de la serie cuando esta pasara a redifusión en 1998. La cadena amenazó con cancelar la serie y los actores con una huelga. Ganaron, claro, y hacia el final de la serie, el sueldo de cada uno de ellos ascendía a un millón de dólares por capítulo.

Sin duda, fue la segunda temporada la más exitosa de la ficción, con una media de 29 millones de espectadores en EE.UU., pero todas ellas superaron de largo los 20 millones. El capítulo final, emitido el 6 de mayo de 2004, fue seguido por 52,5 millones de espectadores solo en EE.UU., convirtiéndose en la retransmisión de entretenimiento más vista desde el final de Seinfeld en 1998. No fue, sin embargo, el episodio más visto de la serie. Ese honor corresponde a El de después de la Superbowl, un capítulo doble perteneciente a la segunda temporada que se emitió justo después del encuentro deportivo y que anotó 52,9 millones, gracias, en parte, al nutrido grupo de estrellas invitadas con el que contó.

Cameos destacados

No era la primera vez que la ficción contaba con cameos importantes. Ya en la primera temporada George Clooney y Noah Wyle dieron la sorpresa apareciendo en la sitcoms como médicos, en un divertido guiño a Urgencias. Con el paso de los años llegarían cameos aún más sorprendentes como los de Bruce Willis, Charlie Sheen, Ben Stiller, Susan Sarandon, Sean Penn, Winona Ryder, Jon Favreau -sí el responsable de The Mandalorian y Iron Man, hizo de pareja de Monica en varios episodios-, Brad Pitt, Elle Macpherson y Reese Whiterspoon.

Esta última será una de las muchas estrellas invitadas que van a aparecer en un especial sin guion, en el que incluso los actores participarán en un concurso para ver quién sabe más de la serie. Entre los nombres que ya se han desvelado están David Beckham, Justin Bieber, BTS, James Corden, Cindy Crawford, Cara Delevingne, Lady Gaga, Elliott Gould, Kit Harington, Larry Hankin, Mindy Kaling, Thomas Lennon, Christina Pickles, Tom Selleck, James Michael Tyler, Maggie Wheeler o Malala Yousafzai.

Tras al final de la serie, se lanzó Joey, una serie derivada protagonizada por Matt LeBlanc, que contaba las andanzas de Joey en Los Angeles, donde continuaba tratando de impulsar su carrera de actor. Pese a la fuerte promoción que la NBC hizo de la serie y un piloto que fue seguido por 18, 6 millones de espectadores, la cadena acabó cancelando la ficción tras dos temporadas por sus malos resultados.