Escritores exiliados y devorados por la historia

Xesús Fraga
xesús fraga REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

Mercedes Monmany.
Mercedes Monmany. EDUARDO PEREZ

Mercedes Monmany aborda en su ensayo «Sin tiempo para el adiós» los éxodos literarios del siglo XX

07 jun 2021 . Actualizado a las 08:48 h.

«Decir adiós es un arte difícil y amargo que estos últimos años hemos tenido la ocasión de aprender sin apenas un respiro». Las palabras del gran narrador vienés Stefan Zweig, quien conoció bien el exilio y las pronunció en el funeral de otro autor tocado por el destierro, Joseph Roth, anticipan la lectura de Sin tiempo para el adiós (ensayo editado por el sello Galaxia Gutenberg). Se trata de un volumen en el que la crítica literaria y escritora Mercedes Monmany (Barcelona, 1957) cartografía la amplia y diversa nómina de autores que se vieron forzados a cruzar fronteras como «exiliados y devorados por la historia», en expresión de otra de las presencias mayores del libro, la pensadora malagueña María Zambrano.

Combinando aliento narrativo y la precisión del periodismo, Monmany propone una lectura del siglo XX a través de las experiencias de unos nombres indispensables para entender la experiencia del dolor y el desarraigo convertidos en alta literatura.

El nazismo

A Zweig y Roth se suman Thomas Mann y Alfred Döblin, Cesare Pavese y Natalia Ginzburg, Vladimir Nabokov y Adam Zagajewski, Antonio Machado, Robert Musil, Dubravka Ugresic, Walter Benjamin, Marisa Madieri, Yorgos Seferis y Manuel Chaves Nogales. Unos escapaban del nazismo -Klaus Mann, otra figura imprescindible en la configuración de este libro, contabilizó en torno a 3.000 los autores que huyeron de Alemania tras la toma de poder de Adolf Hitler en el año 1933-, otros del estalinismo o de una guerra civil.