El «Busto de mujer» de Picasso vuelve al Prado

Carlos Portolés / X. F.

CULTURA

«Busto de mujer», de Pablo Picasso, ya cuelga de las paredes del Prado.
«Busto de mujer», de Pablo Picasso, ya cuelga de las paredes del Prado. Fernando Alvarado | EFE

La asociación American Friends of the Prado Museum ha cedido la obra al museo madrileño por un período de cinco años

20 jul 2021 . Actualizado a las 09:29 h.

Un pedacito de Pablo Picasso vuelve a casa en forma de mujer curvilínea. Este lunes, en Madrid, los americanos han sido recibidos con alegría. Al menos los miembros de la American Friends of the Prado Museum, la asociación estadounidense que ha posibilitado la cesión de la obra Busto de mujer, que fue pintada por el artista malagueño durante su exilio parisino de posguerra.

El lugar que la recién llegada joya ocupará en los pasillos de su nueva casa no es casual. Nutrirá las paredes de la sala 9B del museo. O lo que es lo mismo, compartirá espacio con los retratos del Greco y con El bufón calabacillas de Diego Velázquez. Los que un día fueran ídolos inalcanzables para Pablo Picasso, hoy son, una vez más, sus colegas de exposición. 

Dicen que la obra fue pintada en un solo día. Pablo Picasso, que con tan vivo pesar abandonó su tierra huyendo de una Guerra Civil, aterrizó en París para encontrarse con una Guerra Mundial. En 1943, mientras los carros de combate y los relucientes cascos alemanes inundaban las calles de Francia, un andaluz con un pincel se dedicó trazar retazos de su alma sobre un lienzo. Ahora, uno de esos fragmentos llega al Museo del Prado, institución de la que Picasso fue breve pero orgulloso director.