El premio Planeta del millón de euros pone por fin rostros a Carmen Mola

héctor j. porto BARCELONA / ENVIADO ESPECIAL

CULTURA

Los ganadores del premio Planeta: Jorge Díaz, Antonio Mercero y Agustín Martínez, los tres guionistas y escritores detrás del seudónimo Carmen Mola.
Los ganadores del premio Planeta: Jorge Díaz, Antonio Mercero y Agustín Martínez, los tres guionistas y escritores detrás del seudónimo Carmen Mola. Kike Rincón | Europa Press

Los guionistas Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero triunfan en la noche del 70.º aniversario. Paloma Sánchez-Garnica, finalista con una novela sobre los totalitarimos

16 oct 2021 . Actualizado a las 11:06 h.

Carmen Mola mola. Sería el eslogan más fácil. Pero en realidad la cosa de fácil no tiene nada; es más, no podía presentarse de forma más espectacular. Para inaugurar esta nueva era de los premios Planeta, el triunfo de Carmen Mola, la Elena Ferrante de las letras españolas, el gran misterio de los últimos años. Y el premio le puso por fin rostro, o rostros. Detrás de ese seudónimo se escondían tres escritores y guionistas: Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero, que decidieron hace unos años juntar su talento para escribir una historia juntos. La bestia es ya su cuarta novela, después de la trilogía que los encumbró. El libro está ambientado en el Madrid de 1834, con una epidemia de cólera azotando la ciudad y una serie de crímenes macabros en juego. Mercero adelantó que trata sobre Lucía, una huérfana que busca a su hermana, una historia de muerte y conspiraciones y lucha de clases.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

No tanto resultó una velada espectacular porque la compañía celebre el 70.º aniversario del popular galardón, que también, como por la sorpresiva e impactante decisión del holding editorial anunciada por su presidente solo unas horas antes del fallo de que el ganador (que esta vez son tres) se lleva a su casa prácticamente el doble del premio previsto, que saltándose las bases del concurso pasó de 601.000 euros a un millón. Todo el mundo apostó en ese mismo momento por un nombre (fuese cual fuese, eran decenas, aunque no tantas) que reuniera la condición de gran figura literaria, de posición y prestigio absolutamente consolidados, una operación estilo Javier Cercas o Eduardo Mendoza. Pues bien, el vencedor no solo es un nombre con una carrera corta -aunque exitosa: publicaron La novia gitana, primera entrega de su trilogía, a mediados del 2018-, sino que no se sabía quién era, y segundos antes aún se discutía en los corrillos si desvelarían su identidad o no, si era verdad que era una mujer nacida en 1973 en Madrid, como se insinuó en sus inicios, o si detrás de ese seudónimo había hasta tres autores que trabajaban al alimón.

En presencia de sus majestades, los reyes de España, don Felipe y doña Letizia, saltó el gran bombazo que inundó y dejó por unos segundos mudos los solemnes salones del MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña), que acogió un sarao que ya podría calificarse de multitudinario, casi como si el covid hubiese quedado atrás.