Marina Abramovic: «Me decían que lo que hacía no era arte, pero nunca me rendí»

La Voz REDACCION

CULTURA

La artista serbia Marina Abramovic, en Oviedo
La artista serbia Marina Abramovic, en Oviedo EFE | Eloy Alonso

La artista serbia, Premio Princesa de las Artes, repasa la trayectoria que le ha llevado a convertirse en una estrella mediática: «Si haces algo arriesgado tienes que estar preparada para recibir críticas»

19 oct 2021 . Actualizado a las 14:04 h.

A sus 74 años, el Premio Princesa de Asturias de las Artes que recibirá el viernes la artista serbia Marina Abramovic la sitúa «en un momento especial» de una vida dedicada durante más de cinco décadas a trabajar por el reconocimiento de una disciplina como la performance que, en sus inicios, ni siquiera se consideraba una forma artística y que nadie entendía, ni su familia ni sus profesores.

Tras una carrera en la que se mutiló el cuerpo, se desnudó o permaneció impasible frente a una pistola cargada, Abramovic asegura sentirse representante de una generación que, a partir de la década de los años 70 del pasado siglo, impulsó las artes performativas y en la que, además, era la única mujer. «Me llevó mucho tiempo que este arte fuera reconocido», subraya.

En un encuentro con periodistas un día después de su llegada a Oviedo para recibir un galardón que la reconoce como una de las creadoras contemporáneas «más emocionantes» y por la valentía con la que se entrega a su público, la «soldado del arte» como ella misma se autodefine ha recurrido a una frase de Gandhi para resumir una trayectoria que la convirtió en una estrella mediática.