A subasta la villa más cara, con un fresco de Caravaggio y una obra de Miguel Ángel

valentina saini VENECIA / E. LA VOZ

CULTURA

Detalle de la obra de Guercino, datada en 1621, que corona la denominada sala de la Aurora.
Detalle de la obra de Guercino, datada en 1621, que corona la denominada sala de la Aurora. Remo Casilli | Reuters

La mansión Aurora, en Roma, parte con un precio de salida de 353 millones; solo la pintura del genio barroco milanés, realizada a los 20 años, está valorada en 310 millones

18 ene 2022 . Actualizado a las 17:24 h.

En pleno centro de Roma, a pocos pasos del esplendor de la iglesia de Trinità dei Monti y de la célebre plaza de España, se encuentra la que muchos expertos consideran una de las villas más bellas del mundo: el Casino dell’Aurora di Villa Boncompagni Ludovisi. Tras haber pertenecido durante siglos a la importante familia aristocrática de los Boncompagni Ludovisi, este martes la villa sale a subasta: la puja mínima supera los 353 millones de euros, pero su valor se estima en 471 millones.

Una pintura de Caravaggio valorada en 310 millones de euros. El cardenal Del Monte, diplomático y mecenas, encargó en 1597 a Caravaggio, que tenía 20 años, que pintara el techo de un pequeño cuarto que usaba como laboratorio de alquimia. El mural, de 2,75 metros de ancho, fue pintado al óleo sobre el yeso y compone una escena alegórica con los dioses Júpiter, Neptuno y Plutón representando la transformación del plomo en oro. Caravaggio colocó su propio rostro y cuerpo en cada una de las tres figuras.
Una pintura de Caravaggio valorada en 310 millones de euros. El cardenal Del Monte, diplomático y mecenas, encargó en 1597 a Caravaggio, que tenía 20 años, que pintara el techo de un pequeño cuarto que usaba como laboratorio de alquimia. El mural, de 2,75 metros de ancho, fue pintado al óleo sobre el yeso y compone una escena alegórica con los dioses Júpiter, Neptuno y Plutón representando la transformación del plomo en oro. Caravaggio colocó su propio rostro y cuerpo en cada una de las tres figuras. Remo Casilli | Reuters

La noticia de la venta ha dado la vuelta al mundo. Nunca se había puesto en el mercado una propiedad tan cara. El palacete, también conocido como Villa Aurora, es toda una concentración de obras de arte. Por ejemplo, cuenta con el único fresco pintado por Caravaggio, el gran artista barroco. Inspirado en la mitología grecorromana, la obra representa a Júpiter, Neptuno y Plutón, y ya solo su valor está calculado en más de 310 millones de euros; cada uno de los dioses está representado con su propio símbolo: Júpiter (padre de todos los dioses) con un águila, Neptuno (dios del mar) con un caballo, y Plutón (dios del inframundo) con Cerbero, el perro de tres cabezas que custodia la entrada al infierno.

Estatua del dios griego Pan, mitad hombre y mitad cabra, atribuida a la mano de Miguel Ángel e instalada en el jardín del palacete.
Estatua del dios griego Pan, mitad hombre y mitad cabra, atribuida a la mano de Miguel Ángel e instalada en el jardín del palacete. Remo Casilli | Reuters

Villa Aurora también cuenta con obras de otros grandes artistas: Domenichino, Paul Bril y sobre todo Guercino, autor del mural de la diosa Aurora, al que el edificio debe su nombre; una de las estatuas que adornan el jardín —de casi 6.000 metros cuadrados— se atribuye a Miguel Ángel.