Los dramas de Eurovisión 2022: del Benidorm Fest al escenario roto de Turín

CULTURA

Escenario de Eurovisión 2022
Escenario de Eurovisión 2022 EBU

Esta edición está siendo especialmente convulsa y cuenta con vetos a canciones, cantantes en búsqueda por las autoridades y fallos en la organización

12 may 2022 . Actualizado a las 09:33 h.

Hace unos meses, la 65.ª edición del Festival de Eurovisión pintaba de maravilla. Tras la sonada victoria de Maneskin en el 2021, parecía que el concurso estaba viviendo una nueva etapa, calando más en la audiencia y dejando atrás muchos de los clichés atribuidos al formato. La pátina de caspa que muchos asociaban al festival había desaparecido con una edición especialmente diversa en lo musical y con un gran número de canciones que acabaron con éxito internacional. Sin embargo, a lo largo de los meses, lo que prometía ser la edición que confirmaría el resurgir de Eurovisión se ha convertido en uno de los certámenes con más eurodramas, como se dice en el lenguaje eurofán. Recapitulamos los principales.

1. El Benidorm Fest

En el caso de España, RTVE decidió en verano del 2021 reformular todo el grupo de trabajo para evitar seguir en la racha de los malos resultados en el festival. Con este propósito nació el Benidorm Fest, la primera piedra en el zapato de esta edición. Las críticas al jurado y al sistema de votación empañaron la victoria de Chanel, que ahora es una de las favoritas a la victoria en Eurovisión. Los días posteriores a la selección nacional fueron una auténtica batalla campal entre los seguidores de Chanel, los de Tanxugueiras y los de Rigoberta, principalmente. La audiencia no entendía cómo un miembro del jurado podía valorar más positivamente un videoclip que una actuación en directo y que no se viera reflejada en la puntuación la enorme brecha del televoto (Tanxugueiras consiguieron un 70 % de los votos por el 4 % de Chanel). El asunto llegó al Parlamento, los sindicatos se enfrentaron a RTVE y el éxito de audiencia del Benidorm Fest se vio desmerecido por la polémica.

2. El escenario de Turín

Saltamos de la primera polémica a la última. La RAI, televisión pública italiana encargada de la organización del festival este año, apostó por un ambicioso escenario diseñado por Francesca Montinaro. La artista romana quiso centrar su propuesta en una gran fuente con piscina al borde del cuadrado central y un gran sol cinético compuesto de varias partes que giran como aros pudiendo alternar una parte de leds con otra trasera de focos. O al menos eso se esperaba.