Las mejores posiciones de España en la historia del festival

La Voz

CULTURA

Las candidaturas de TVE no alcanzaron los diez primeros puestos desde el 2014 y han quedado fuera del «top 5» desde 1995. La última victoria se remonta a 1969

14 may 2022 . Actualizado a las 10:00 h.

España sueña con volver a colocarse en este 2022 en los primeros puestos del festival de Eurovisión. Después de ganar por primera vez en 1968 y de repetir victoria solo un año después, las candidaturas de Televisión Española han sido una montaña rusa que ha vuelto a rozar el número uno en algunas ocasiones pero que en los últimos años se ha rezagado en los puestos de cola. En tres ocasiones, en los años 1962, 1965 y 1983, el marcador español se quedó a cero puntos y desde el año 2015 no consigue superar el puesto número 20. La última vez que quedó entre los diez primeros fue con Ruth Lorenzo y su tema Dancing in the Rain en Copenhague 2014 y el último «top five» fue el logrado por Anabel Conde en 1997. Estas han sido las mejores posiciones conseguidas por España en el festival europeo.

1968

Massiel, «La, la, la»

La candidatura de este año de Chanel ha sido agitada por todo lo que rodeó el sistema de votaciones, pero la polémica en torno al festival no se remonta en el tiempo. Se produjo también en el que acabaría siendo su año más glorioso, 1968. La canción elegida fue La, la, la, un tema del Dúo Dinámico que Joan Manuel Serrat quería cantar en catalán. Por este motivo fue descalificado y sustituido casi a última hora por Massiel, que hizo historia para las candidaturas españolas al lograr el primer puesto de un total de 17 países y sumar 29 puntos. El sistema de votación era entonces distinto.

 1969

Salomé, «Vivo cantando»

Pasó un año y España volvió a conseguir el primer puesto de 16 con un total de 18 puntos con Salomé y la canción Vivo cantando. En esta ocasión el premio fue compartido con el Reino Unido, Francia y Holanda, ya que todos consiguieron el mismo número de puntos y no estaba regulado entonces qué hacer ante un posible desempate. De la actuación de Salomé se recuerda especialmente su vestido azul pastel del que colgaban canutillos de porcelana y que había sido diseñado por Manuel Pertegaz. Pesaba 14 kilos y hacía un efecto inolvidable al ritmo de los movimientos de la cantante. El éxito llevó a Salomé a grabar su canción en ocho idiomas: español, catalán, euskera, inglés, italiano, francés, alemán y serbocroata.