Los 50 años del banquete de genios de Hollywood con Luis Buñuel

Suso Varela Pérez
suso varela LUGO / LA VOZ

CULTURA

La fotos de los genios. De izquierda a derecha, de arriba a abajo: Robert Mulligan, William Wyler, George Cuckor, Robert Wise, Jean Claude Carriere (guionista), Serge Silberman (productor), Billy Wilder, George Stevens, Luis Buñuel, Alfred Hitchcock y Rouben Mamoulian. John Ford se fue antes.
La fotos de los genios. De izquierda a derecha, de arriba a abajo: Robert Mulligan, William Wyler, George Cuckor, Robert Wise, Jean Claude Carriere (guionista), Serge Silberman (productor), Billy Wilder, George Stevens, Luis Buñuel, Alfred Hitchcock y Rouben Mamoulian. John Ford se fue antes. MARV NEWTON

El director español recibió en noviembre de 1972 un homenaje sorpresa en la mansión de George Cuckor de grandes directores como John Ford, Alfred Hitchcock o Billy Wilder

18 nov 2022 . Actualizado a las 08:59 h.

Se imaginan reunir en una mesa juntos a Cervantes, Shakespeare, Lope de Vega, Góngora y Quevedo. O que compartiesen comida Dickens, Dostoyevski, Víctor Hugo, Galdós y Chéjov. O que tomasen café juntos Rachmaninov, Falla, Gershwin, Stravinski y Schönberg. O que se juntasen Velázquez, Zurbarán, Ribera, Murillo y Van Dyck. Aunque todo ellos fueron contemporáneos, nunca ocurrieron tales encuentros. Pero sí hubo una fecha, hace ahora 50 años, en la que varios genios, en este caso del cine, compartieron un banquete. Se cumplen ahora 50 años y sucedió en Los Ángeles.

En noviembre de 1972, Luis Buñuel se encontraba en Hollywood para participar en el festival de cine, donde iba a presentar «El discreto encanto de la burguesía», filme por el que unos meses más tarde acabaría ganando el Oscar a la mejor película extranjera. El director aragonés regresaba así a Hollywood, el lugar al que llegó en 1930 y en el que tras varias etapas tuvo que abandonar a mediados de los años cuarenta, sin trabajo, sin dinero y sin encaje en un modelo de producción que no aceptaba a genios tan libres y personales como el. Pero el Buñuel de 1972 ya era un mito de la historia del cine.

Cómo surgió la idea

Buñuel legó a Los Ángeles el 15 de noviembre de 1972 y el festival acababa el día 19, pero lo ocurrido en esos días ha pasado ya a la historia de la intrahistoria del cine. Un día recibe una invitación de George Cuckor para acudir a una comida en su mansión de Beverly Hills y en la que iban acudir «unos amigos». Sin más explicación.