«Blue Jean», el dilema entre perder el trabajo o al amor de tu vida

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

Filmin estrena la película que consiguió el premio del público en la Mostra Internacional de Cine de Venecia

07 jul 2023 . Actualizado a las 09:06 h.

Filmin estrena Blue Jean, una premiada película que se estrenó en la Mostra Internacional de Cine de Venecia, donde consiguió el premio del público. Se trata de un honesto, conmovedor y valiente drama de identidad psicológica, ambientado en el año 1988 en el Reino Unido. En ese momento, coincidiendo con el mandato de Margaret Thatcher como primera ministra, se aprobó una ley, conocida como Sección 28, que estigmatizó a la comunidad LGBTQ+. Esta norma impedía que los maestros y todo el personal que trabajan para las autoridades locales reconocieran la existencia de la homosexualidad. Tardó más de una década en ser derogada y su legado fue una cultura duradera de vergüenza y homofobia en todo el país.

Blue Jean narra la historia de Jean, interpretada por Rosy McEwen, una profesora lesbiana de educación física que se ve obligada a vivir una doble vida y ocultar su vida privada en su lugar de trabajo, bajo el riesgo real de perderlo. Para Jean, cuya sexualidad es un secreto para sus compañeros, la amenaza es inmediata y real: si se expone, su vida amorosa podría costarle el trabajo. En el instituto, cada mirada de soslayo, cada susurro, y cada pregunta sobre su vida personal es una amenaza. Y para añadir más tensión y preocupación, la relación con su novia, Viv, también se ve afectada y limitada. Su pareja forma parte de una cooperativa de mujeres lesbianas, igualmente firmes y orgullosas de serlo, y considera el secreto como una capitulación a un sistema cada vez más opresivo. A medida que aumenta la presión desde todos los lados, la llegada de una nueva alumna a la escuela provocará que su vida se sitúe al borde del abismo.

«Mi motivación para contar la historia de Jean proviene de mi comprensión personal de la homofobia interiorizada, así como del deseo de dar voz a aquellos profesores olvidados que lucharon contra el estigma y la difamación bajo la Sección 28», asegura la directora de la película, Georgia Oakley. «La cultura del silencio propagada por esta ley, que prohibía a las escuelas «promover» la homosexualidad, tuvo efectos devastadores en mi generación», añade.