«La mesita del comedor», una terrorífica comedia del gusto de Stephen King

La Voz MADRID / EFE

CULTURA

.

El mítico escritor de novelas de terror avaló su calidad recientemente en las redes sociales

18 may 2024 . Actualizado a las 09:17 h.

La mesita del comedor, una comedia terrorífica con la que el catalán Caye Casas se estrena como director de largometrajes, llega a Filmin después de que el mítico escritor de novelas de terror Stephen King avalara su calidad hace unos días en las redes sociales.

«Creo que nunca, ni una vez en tu vida, has visto una película tan negra como esta. Es horrible y horriblemente divertida. Es el sueño más oscuro de los Hermanos Coen», afirmaba el escritor estadounidense en su cuenta de X.

Casas, que ya codirigió junto a Albert Pintó la excelente Matar a Dios, premio del público en el Festival de Sitges del 2018, firma en solitario esta película, protagonizada por David Pareja y Estefanía de los Santos, que acumula más de cuarenta premios de prestigiosos festivales, a pesar de lo cual no había encontrado distribución en España hasta ahora. «Para la industria somos invisibles, unos outsiders que hacen un cine que nadie se atreve a hacer», afirma Casas en una nota.

El realizador, que ya ganó en Sitges con su corto RIP (2017), también dirigido a medias con Pintó, confiesa que confiaba «por razones obvias» que La mesita del comedor hubiera podido estrenarse en el principal festival fantástico y de terror del país, y achaca a su ausencia de la programación las negativas que ha recibido su filme.

La mesita del comedor narra las desventuras de María y Jesús, una pareja que no está pasando por su mejor momento. Tras varios años intentándolo, acaba de nacer su primer hijo y María está feliz con el bebé a pesar de la crisis matrimonial.

Jesús, frustrado, con la sensación de no tener ningún poder de elección en las decisiones de sus vidas, decide comprar la mesita del comedor que menos le gusta a su mujer, un objeto verdaderamente feo que provoca una larga discusión, aunque Jesús, con la ayuda de las estratagemas de un vendedor odioso (Eduardo Antuña) consigue llevarse la mesita a casa.

Uno de los argumentos esgrimidos por el vendedor es que la mesita, de cristal, es irrompible y de una enorme calidad, pero nada más llegar a casa, descubren que le falta un tornillo de sujeción. María necesita airearse para no seguir discutiendo con Jesús y sale a comprar, dejando a su marido solo con el niño en casa, y la mesa a medio montar.

Itziar Castro, fallecida recientemente, que también trabajó con Casas en Matar a Dios, tiene en La mesita del comedor un pequeño papel, al igual que Emilio Gaviria