Cuenta atrás para un desafío único

España comienza la defensa de un título que ha conquistado en las dos últimas ediciones

Alineaciones España - República Checa Alineaciones España - República Checa

redacción / la voz

El fútbol español inicia esta tarde en Toulouse un desafío mayúsculo, un reto único en el balompié europeo. Defiende el título que conquistó en las últimas dos ediciones -algo inédito- y se apresta a un tercero que supondría un hito de proporciones históricas. Pero la espectacular aventura que nació en el Prater de Viena (2008) y que continuó en Kiev (2012), con parada en Johannesburgo (2010), fracasó de forma catastrófica en Brasil.

Esta tarde, frente a una República Checa entrada en años, pero de la que se espera que sea el incomodo rival que apeó de la cita a Holanda y que quedó por delante de Islandia y Turquía, debuta en la Eurocopa una España muy parecida a las de las últimas citas. Sin Xavi Hernández ni Xabi Alonso, ciertamente, pero con buena parte del grupo que arrancó en el 2008 y, sobre todo, con el estilo que impuso entonces Luis Aragonés y que continuó Vicente del Bosque, esa idea ya innegociable con la que se ha fabricado un palmarés innegociable y al que espera ponerle el broche definitivo.

Hoy, el técnico salmantino, también en su particular cuenta atrás para abandonar el cargo, no ha certificado el cambio de ciclo, mantiene buena parte de lo que valora como «el grupo», un equipo que pretende funcionar como un club y en el que considera vital mantener la estabilidad como señal de identidad. Es lo que en más de una ocasión ha definido el seleccionador como «la transición tranquila». De ahí que las escasas diferencias con las últimas grandes citas residan en la parte ofensiva, donde parece que el emergente Morata comenzará como referencia y en el que ha irrumpido el descaro y la frescura de Nolito.

La entrada de David de Gea por Casillas, otro cambio que parecía cantado, podría retrasarse si el técnico ha intuido la mínima carga de presión añadida. El resto, la España reconocible, el equipo que aparecerá con una defensa que genera unanimidad -Juanfran, Piqué, Ramos y Alba- y un centro del campo versátil en el que aparecen con plaza segura Busquets, Iniesta y Silva, y en el que la otra plaza podría ofrece una amplía variedad táctica, en unción de que el elegido sea Bruno, Koke, un segundo delantero o incluso el gallego Lucas Vázquez, la opción que Del Bosque parece guardarse como abrelatas definitivo.

Comentarios

Cuenta atrás para un desafío único