Cuestión de imagen para Francia

Los anfitriones necesitan algo más que un buen resultado frente a Albania

El anfitrión busca el pase El anfitrión busca el pase

Redacción / La Voz

Funcionaron los centrales, funcionó Kanté y funcionó (muchísimo) Payet. Giroud marcó un gol y los bleus debutaron con victoria. Hasta ahí las buenas noticias que dejó para Francia el partido inaugural de su Eurocopa. Suya por la condición de anfitrión y por el puesto que todo el mundo le otorga entre los favoritos para llevarse el torneo. De momento, esto último tiene más que ver con el nombre y los viejos laureles que con la imagen ofrecida ante Rumanía en un duelo salvado in extremis con el que hasta ahora es el gol del campeonato. Payet deshizo por la escuadra el lío en el que se habían metido sus compañeros, incapaces de superar con claridad a un adversario intenso, que no necesitó más que juntar líneas y presionar con ganas para llegar con vida al desenlace del duelo.

La solidaridad rumana se le atragantó a los hombres con cartel de estrella en el combinado galo. Pogba empezó enseñando músculo y terminó reducido a un atleta que corría detrás de una pelota. Griezmann se venció bajo el peso de la camiseta y acabó rumiando su infelicidad en el banquillo, mientras Payet le robaba los focos. El golazo del extremo del West Ham puso a los de Deschamps a tiro de octavos y les permitirá salir hoy sin corsé al Velodrome, a lavar su imagen frente el teórico rival más débil del grupo. 

Necesidad albanesa

Albania también se estrenó rozando la proeza, como Rumanía, e hizo algo más que tutear a un adversario con más empaque. De no haber sido por la cantada de Berisha (un enorme lunar entre varias paradas de mérito), la pronta expulsión de Cana, y las constantes pifias de Sadiku frente al marco, Suiza tendría ahora solo un punto; o ninguno. Pero fueron los de De Biassi quienes se apuntaron un cero en su primer encuentro en la Eurocopa, forzándoles a dar un sorpresón o a empezar a hacer las maletas.

Si necesitan un empujón, los albaneses pueden agarrarse al último precedente: hace un año vencieron a Francia 1-0. El seleccionador galo ya ha anunciado que saldrá con todo a la cita, mientras la prensa de su país especula con la posibilidad de que reserve a Griezmann y Pogba. Precisamente los más necesitados de dar contenido a la condición de favorito del conjunto bleu.

El rendimiento de Griezmann, debate nacional

Debe o no debe jugar Antoine Griezmann ante Albania en el segundo partido de Francia en la Eurocopa. Después de su pálido debut, el papel del delantero se debate no solo en la prensa, sino también en los cafés del país anfitrión.

«Inquietud», tituló el lunes en portada el diario L?Equipe sobre una gran foto del delantero del Atlético de Madrid. Ayer el periódico iba más allá y asegura que Deschamps medita dejar fuera del once tanto a Griezmann como a Pogba. El atacante mostró el viernes una de sus versiones más apagadas con la camiseta azul y fue reemplazado con alguna muestra de cansancio.

¿Fue solo la presión del debut o Griezmann sufre algún inconveniente físico? ¿Se le exige demasiado al joven de 25 años o la Eurocopa debería ser su torneo de consagración? Las grandes cuestiones de la vida parisina se discuten, habitualmente, en los cafés. «Griezmann debe descansar hasta octavos, si prácticamente estamos clasificados», comentaba ayer Emile (66 años, retirado) en un local cercano a la Plaza de la Bastilla de la capital francesa.

Sentado en otro café de la Rue de Charenton, Cristophe (diseñador gráfico, 24 años) defendía al delantero: «Pienso que con la formación que juega Francia no se le aprovecha como en Atlético. Deschamps le da protagonismo a Giroud como clásico nueve al que le envían todos los centros».

Quizá si el compañero arriba fuera Benzemá... «Es una situación delicada, pero en un torneo tan grande creo que no debería faltar», opinaba Sylvie, camarera de un bar que transmite todos los partidos. «¿Griezmann? Es muy bueno pero no le llega el balón. Juega demasiado abierto», acotaba Jean, hincha del PSG.

La discusión de café parece reflejar lo que ocurre puertas adentro en la concentración francesa.

Comentarios

Cuestión de imagen para Francia