Italia revive las recientes pesadillas de España

La selección de Conte emplea armas tácticas que se le han atragantado a los de Del Bosque en los últimos años


Redacción

Italia no tiene grandes nombres propios como antaño. No hay un Totti, un Del Piero, un Pirlo. El nombre más conocido para el gran público es un Buffon camino de los 40 años. Pero la Azzurra esconde la competitividad de siempre, su seleccionador Antonio Conte le ha aportado los matices que aprendió en su ciclo exitoso con la Juventus, y, además, presenta dos variantes tácticas que se le han atragantado a España en los últimos años de la etapa Del Bosque.

Italia se desplegará el próximo lunes (18 horas) con un 3-5-2. El mismo sistema que emplearon Holanda y Chile en el Mundial de Brasil 2014, con nefastos resultados para la selección española. Anclada en tres defensas centrales que además juegan en el mismo equipo (los juventinos Barzagli, Chiellini y el con cada vez más jerarquía Bonucci), la selección de Conte coge vuelo con dos carrileros con alma de extremos. Florenzi por un lado y Candreva por otro se han convertido en las principales armas ofensivas de Italia. 

Un sistema que España no supo escudriñar en el Mundial de Brasil. En la jornada inaugural ante Holanda, la entonces defensora del título se pegó un buen castañazo contra el 3-5-2 de Van Gaal. Sus carrileros (Blind y Vrij) aportaron una asistencia y un gol en el duro correctivo de los tulipanes. Pocos días después, ante Chile, la historia se repetía. La selección de Sampaoli se asentaba en tres pilares (Jara, Medel y Silva) con Isla y Mena en los carriles. El resultado, 0-2 para los sudamericanos.

Además de los tres centrales y los dos carrileros, Italia suma otra característica que se le viene atragantando a la España de Del Bosque en los últimos tiempos. La Azurra es un equipo de intenso repliegue, que no le pone pegas a entregar la pelota al rival. Muchos hombres por detrás del balón, cerrando espacios al que quiera construir. Un sistema con el que equipos menores le han planteado problemas a España. «España se ha convertido en nuestra bestia negra desde el 2008, que es cuando empezó su ciclo ganador. Aquel partido en Viena fue muy equilibrado y con muy pocas ocasiones para ambos, y el lunes espero algo parecido, un partido muy igualado en el que los detalles pueden marcar la diferencia. El respeto es recíproco», avisó Chiellini ante la prensa.

Comentarios

Italia revive las recientes pesadillas de España