Alberto Contador abandona en la novena etapa del Tour

El corredor había permanecido toda la etapa en la cola del pelotón tras haber tenido fiebre la pasada noche


Paris

El español Alberto Contador abandonó en la novena etapa del Tour de Francia, entre la localidad española de Vielha y la estación andorrana de Arcalis, tras haber sufrido dos caídas en las dos primeras jornadas y haber perdido 3.20 en la general con respecto al británico Chris Froome.

Contador viajó a cola de pelotón durante buena parte de la novena etapa a causa de problemas de salud. «Alberto tenía un poco de fiebre esta mañana. Antes de empezar la etapa nos comentó que no se encontraba muy bien. Le dijimos que estuviese tranquilo. El pelotón ha reducido la marcha y eso le viene bien para recuperar tras un comienzo de jornada que ha ido muy rápido», advertía Sean Yates, director del Tinkoff, a France TV.

Sin embargo, el ciclista madrileño había empezado muy activo el día y había lanzado un ataque en el primer puerto, La Bonaigua, pero a partir de ser capturado sus sensaciones comenzaron a dejar de ser buenas, sus visitas al coche de su equipo fueron constantes, hasta que a falta de 100 kilómetros decidió poner fin a su andadura.

Este es el segundo abandono de Contador en sus participaciones en el Tour de Francia, prueba que ha ganado en dos ocasiones, después del sufrido en el 2014 después de irse al suelo y fracturarse la meseta tibial la rótula de la rodilla derecha. En esta edición del Tour la suerte no ha estado del lado del ciclista del Tinkoff, de 33 años. Contador perdió tiempo en tres de las ocho primeras etapas del Tour, sobre todo por las consecuencias de las dos caídas sufridas en las dos primeras etapas.

En la primera, antes de llegar a Utah Beach, se le fue la rueda delantera y sufrió heridas en todo el costado derecho de su cuerpo. Al día siguiente se vio implicado en otra segunda caída que le afectó al gemelo derecho, lo que le impidió pedalear con fluidez. Ese segundo día, cuando la etapa acababa en Cherburgo, Contador se dejó 48 segundos sobre el grupo de favoritos en el puerto de tercera previo a la meta, donde se impuso su compañero de equipo Peter Sagan.

Tres días más tarde, en el primer contacto con la media montaña en el Macizo Central, con meta en Le Lioran, también de tercera categoría, se dejó otros 33 segundos tras un acelerón del francés Romain Bardet al que respondieron todos los grandes. Finalmente el sábado, en la segunda etapa de alta montaña en los Pirineos, el ciclista se dejó 1.41 segundos con respecto al defensor del título, el británico Chris Froome, que ganó la etapa y se vistió de amarillo.

Ante tantos problemas, el equipo Tinkoff había decidido dar galones de jefe de filas al checo Roman Kreuziger, el mejor situado en la general a 34 segundos de Froome.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Alberto Contador abandona en la novena etapa del Tour