Garbiñe Muguruza: «La pareja con Nadal es explosiva»

La hispanovenezolana juega tres pruebas. Le gustaría tener la fortaleza mental y física del mallorquín


RÍO DE JANEIRO / ENVIADO ESPECIAL

Desde que alcanzó el primer cénit de su carrera en Roland Garros a principios de junio, Garbiñe Muguruza (Caracas, 1993) solo ha jugado tres partidos. De vuelta a la competición, levanta una bola de set antes de ganar junto a Carla Suárez frente a las locales Teliana Pereira y Paula Cristian Gonçalves. La noche envuelve el partido, que cobra atmósfera de competición por países, con gritos de «Brasil, Brasil» en la grada. «Me encanta que haya ambiente, aunque sea en contra, pero que haya fiesta». Para la hispanovenezolana, los Juegos suponen «un quinto grand slam». Un evento que le produce un cosquilleo especial que ya sintió en el estreno. «Estaba nerviosa, se me ha hecho raro ver esos anillos en el suelo y decía ‘esto no es un torneo, ni una Copa Federación’. Bueno, es la Olimpiada y me ha hecho ilusión y me veo con buenas sensaciones». Y, claro, el reto para la actual número cuatro del tenis mundial no es otro que «ganar una medalla» en Río.

-Tiene tres objetivos a la vez, el individual, el doble femenino y el mixto. Además, nunca jugó por parejas con un hombre y vive su debut en unos Juegos. Eso lo hace todo diferente.

-Sí, la verdad es que va a ser una locura porque nunca he jugado tantas modalidades. Y nunca he competido en mixtos. ¡Y qué mejor que jugar el mixto con Rafa Nadal! Pero, sobre todo, lo que necesito es cuidarme físicamente, porque todo esto requiere mucha resistencia. Pero no puedo sentirme más afortunada al participar en todo.

-¿Cómo definiría esa pareja que formará con Nadal?

-Bien, yo creo que bien (ríe).

-En una palabra la pareja que forma con Nadal sería...

-Explosiva. Bueno, no lo sé. Hay que ver, salir a la pista, comunicarnos y mis oídos están totalmente abiertos para cualquier cosa que pueda decir.

-Van a debutar sin haber podido entrenar juntos antes como pareja.

-No, no hemos podido porque él entrena con los chicos y yo con las chicas, queda poco tiempo para entrenar el mixto en sí. Pero, bueno, intentaremos dar lo mejor que tengamos.

-¿Qué virtud le gustaría tener de él?

-Su fortaleza en todo. Mentalmente, físicamente, en todo. Es una roca.

-Ha tenido partidos ya muy singulares con Serena Williams. ¿Qué le parece que se la señale como su sucesora de cara al futuro?

-Pfff... Pues me parece un poco... No es muy lógico porque nadie va a ganar tantos grand slams como Serena otra vez. Pero bueno, que me vean como una futura número uno creo que es genial. Ahora, tiene que pasar. Pero me veo muy afortunada.

-Ella siempre ha sido muy generosa con usted por lo que dice sobre su futuro.

-Sí, siempre nos hemos llevado muy bien. Supongo que le habré caído bien. A mí siempre ha sido una chica en la que me he fijado, y es un role model (un modelo de comportamiento y éxito, en la expresión en inglés). Así que muy bien.

-¿Es posible pensar ya en alcanzar el número uno?

-Espero, espero que algún día lo pueda conseguir. Y, si no, pues el dos [que ya ocupé] no está tan mal, tampoco.

-¿Ya este año?

-No lo sé.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Garbiñe Muguruza: «La pareja con Nadal es explosiva»