Rafa Nadal nunca le falla a España

Asegura la plata en dobles con su amigo Marc López y ya está en cuartos de individual


RÍO DE JANEIRO / ENVIADO ESPECIAL

Juega con dolor en la muñeca, llegó a Río sin competir desde mayo y afronta un calendario agotador con tres pruebas, pero Rafa Nadal nunca le falla a España. Anoche aseguró junto a su amigo Marc López la plata en dobles masculinos en un partido tan modesto como emotivo. En la pista 3 del Parque Olímpico de Barra de Tijuca caben menos de 200 personas, incluidos entrenadores y periodistas. Durante el juego se escucha el rugido de tres canchas alrededor, el eco de otras batallas por la gloria olímpica. Aquí no funciona el sistema de corrección de bolas del ojo de halcón. Ni trabajan jueces de silla en todas las líneas. En ese ambiente, con cientos de espectadores en las esquinas por fuera de la pista, deseando escuchar, sentir algo del juego, hasta romper una de las lonas verdes de protección de un rincón, se dirime la semifinal por parejas. Nadal y López juegan con un pie en el centro del universo de los Juegos y otro en las sensaciones que les proporcionaban los partidos de chavales. Hasta que derrotan a Daniel Nestor y Vasek Pospisil por 7-6 (1) y 7-6 (4) y se emocionan abrazados. Hoy buscarán el oro contra los rumanos Florin Mergea y Horia Tecau.

En la pista tres se oponen dos estilos diferentes. Nadal y López juegan desde el fondo. Uno tiene un martillo para destrozar la pelota y el otro, más doblista, tira bolas a los pies, apuesta por las sutilezas. Enfrente está otro especialista en los partidos por parejas como Nestor, un veterano de 43 años, y un buen sacador y voleador como Pospisil.

Y el partido arranca delicado porque los canadienses se cobran un break rápido. Y bombardean con el saque. Y achican la pista en la red. Y terminan puntos rápidos. Pero los españoles emergen gracias a su química, recuperan el break al quinto juego y bordan el primer tie break ante una pareja blanda en los momentos importantes.

«¡Positius!», les grita Toni Nadal desde la grada si asoma alguna mueca de descontento. Y el segundo set se consume controlado con las mismas armas del primero. Y un Nadal enorme para volear como un especialista, y cariñoso para tirar de su amigo. Con 5-4, un desliz. El ganador de 14 grand slams desperdicia un remate sencillo con bola de partido a favor. El lamento le dura un par de puntos, un par de errores que conceden a los canadienses dos bolas de break ya con 5-5. Marc levanta ahora a Rafa. Sofocan el incendio y esprintan hacia el tie break. Otra vez más fuertes, los españoles gobiernan el desempate desde el principio. Pospisil le da un bolazo a su compañero en un punto decisivo y luego caen dos dobles faltas. El partido es de España.

Nadal había abierto el jueves con un triunfo muy serio ante el francés Gilles Simon por 7-6 y 6-3. Un partido de los que ayudarán al español a coger ritmo de cara a la lucha por las medallas. A su tenis le faltó veneno para conseguir puntos ganadores, pero la combatividad del rival le habrá servido para afinar todavía más su juego después de más de dos meses sin competir. En cuartos del cuadro individual se enfrentará con el brasileño Thomaz Bellucci, que derrotó al belga David Goffin por 7-6 (10) y 6-4. Así que le espera un partido con ambiente de Copa Davis en Río. Aunque la afición brasileña le adore. La jornada fue dura para Nadal y, a última hora, él y Garbiñe Muguruza decidieron retirarse y no jugar el doble mixto.

Bautista avanza a la antepenúltima ronda individual

La jornada del jueves dejó varios resultados positivos para el equipo de tenis español en los Juegos Olímpicos de Río. A nivel individual, Roberto Bautista se situó en cuartos, después de superar con solvencia al luxemburgués Gilles Muller. El jugador de Benlloch (Castellón), número 17 del ránking, jugará en la antepenúltima ronda, ya la antesala de la lucha por las medallas, con el argentino Juan Martín del Potro, que remontó un partido delicado ante el japonés Taro Daniel por 6-7 (4), 6-1 y 6-2. Bautista avanza por el mismo lado del cuadro de Nadal, por lo que podrían disputar una semifinal española en Río.

Bautista vive sus primeros Juegos Olímpicos tan solo unas semanas después de haber llevado a España a la victoria en la Copa Davis. Fue el número 1 del equipo de Conchita Martínez en la eliminatoria disputada en Rumanía y con sus dos triunfos en los individuales sentenció una eliminatoria que sitúa a España en disposición de regresar al grupo Mundial si en septiembre derrota a India.

El jugador de Benlloch nunca alcanzó los cuartos de final en un grand slam, y su mejor resultado en un Masters 1.00 son las semifinales de Madrid que consiguió en el 2014.

Adiós a Muguruza y Suárez

La pareja española de dobles femenino, formada por Carla Suárez y Garbiñe Muguruza, perdió ayer ante las rusas Ekaterina Makarova y Elena Vesnina por 6-3 y 6-4.

Las españolas, que partían como cuartas cabezas de serie, habían sufrido ya en algún partido anterior y cayeron apeadas en cuartos de final. «Dimos el máximo, pero había muchos puntos de diferencia. Tenemos que reconocer que hemos jugado contra dos rivales muy buenas y no ha podido ser», manifestó Muguruza en declaraciones a la cadena Ser. «Las rusas han jugado muy bien y estaban súper bien de forma», añadió la hispano-venezolano. Por su parte, Carla Suárez dijo confiaban en sus opciones en el doble, pero destacó -igual que su compañera- la fortaleza de las rusas. «Estamos tristes porque al final teníamos posibilidad de seguir adelante. Estuvieron muy acertadas y se merecían la victoria», dijo.

«Al final, cuando el rival es superior, solo te queda darle la enhorabuena. Es verdad que fue muy incómodo jugar con el viento, pero no podemos pensar ahora en esto. Creo que tuvimos opciones hasta el final, pero ha sido una pena», finalizó la jugadora canaria.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Rafa Nadal nunca le falla a España