Río 2016: Oro y récord del mundo para el sudafricano Van Niekerk en los 400 metros

El atleta sudafricano pulverizó la legendaria plusmarca de Michael Johnson, conseguido en 1999


Ulrike John (DPA)

El sudafricano Wayde Van Niekerk batió  el récord del mundo del estadounidense Michael Johnson en los 400 metros al imponerse en la final de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con una marca de 43,03 segundos.

La prueba fue de altísimo nivel, con los tres medallistas por debajo de los 44 segundos. La plata fue para el campeón de Londres 2012, el granadino Kirani James, con 43,76, y el bronce para el estadounidense Lashawn Merritt, con 43,85, ambas mejores marcas del año personales.

El récord de Johnson, de 43,18 segundos, databa de 1999 en los Mundiales de Sevilla, y era uno de los tiempos que parecían inalcanzables en el atletismo actual.

El sudafricano, que en 2015 corrió la cuarta mejor marca de la historia con 43,48, dejó hoy a apenas un suspiro rebajar la barrera de los 43 segundos en la vuelta al estadio, y lo hizo por la calle ocho, sin ver a nadie en toda la carrera.

«¡Dios mío!», dijo Johnson en la televisón británica BBC. «¡Un récord del mundo por la calle ocho! Nunca había visto a nadie así entre 200 y 400 metros», agregó. «Podría haber corrido los segundos 200 más rápidos que los primeros. Bien hecho por este joven. Fue una masacre», añadió.

Merritt, de 30 años, se quedó así sin revalidar su título olímpico. El campeón mundial de 2009 y 2013, que cumplió sanción por doping, llegó a Río con la mejor marca del año, pero no tuvo opción ante la fuerza de Van Niekerk y Kirani.

Con su récord del mundo, el estudiante de marketing de la Universidad de Bloemfontein, cuya carrera ha sido dirigida por la veterana entrenadora Ans Botha, hizo rugir al estadio apenas media hora antes de que la gran superestrella Usain Bolt entrara en escena.

«No me importa que los titulares sean mañana para él», dijo el sudafricano. «Con lo que ha hecho lo merece. Yo estoy contento de estar aquí y poder construir mi legado».

A sus 24 años, Van Niekerk es «muy joven», advirtió Johnson. «¿Qué más puede lograr? ¿Podrá correr por debajo de 43 segundos?», se preguntó el ex atleta de 48 años, que con cuatro títulos olímpicos y ocho títulos mundiales dominó la vuelta a la pista durante años.

«Usain Bolt se retirará pronto y él podría ser la nueva estrella del deporte», profetizó el norteamericano.

Bolt y Van Niekerk se abrazaron en el camino a las catacumbas del estadio.

El jamaicano, que pocos minutos después logró otro oro en los 100 metros, aseguró luego que le había dicho al sudafricano que él era el único capaz de batir el récord de los 400 metros.

«Me alegro de que saliera ahí y probara que tenía razón», señaló el jamaicano.

Merritt también era el favorito hace cuatro años en Londres, pero tuvo que abandonar en las eliminatorias lesionado. El norteamericano aceptó la derrota con deportividad.

«Fue una locura de carrera, un gran momento en la historia. Se rompió el récord y ganó el mejor del mundo», dijo. «Me podría haber ido mejor, pero es fantástico haber formado parte de esta carrera».

Comentarios

Río 2016: Oro y récord del mundo para el sudafricano Van Niekerk en los 400 metros