Quintana deshace las opciones de Froome en la Vuelta

El colombiano protagonizó una espectacular escapada junto a Alberto Contador y consigue una ventaja de más de tres minutos sobre el británico


Nairo Quintana ha dado un paso de gigante para conseguir la victoria final en la Vuelta a España. Después de un zafarrancho de combate de salida junto a Alberto Contador, el colombiano desplazó en Formigal a Chris Froome en casi tres minutos. El triunfo de etapa fue para el taliano Gianluca Brambilla (Etixx), después de una subida a Formigal de Quintana para los anales. Contador formó el abanico que se cargó a todo el equipo Sky, y Froome no pudo enjugar la diferencia en solitario. 

La décimoquinta etapa de la Vuelta que se disputó entre Sabiñánigo y Formigal, de 118 kilómetros, vivió una situación de carrera excepcional merced a una estrategia dirigida por Alberto Contador y seguida por el actual líder Nairo Quintana, que a mitad del recorrido ya dejaron a 3 minutos al británico Chris Froome y al colombiano Esteban Chaves, segundo y tercero en la general.

A los 5 kilómetros de carrera Alberto Contador rompió el pelotón con sucesivos ataques que sorprendieron al Sky. Por contra, el Movistar estuvo atento y colocó a Quintana, Castroviejo y Rubén Fernández en el grupo delantero. Aislado Froome, a 53 kilómetros de meta la ventaja entre Quintana y el británico llegó a los 3 minutos, y el maillot rojo estaba más en juego que nunca. 

La distancia se fue recortando gracias a la velocidad que el grupo de Froome, comandado por Yates, metió en carrera. Faltaban 36 kilómetros para llegar a meta y la distancia entre dos grupos se recortó a menos de dos minutos. En la bajada de Aramón Formigal la diferencia volvió a ampliarse.

Brambilla, vencedor de etapa
Brambilla, vencedor de etapa

La fuga consiguió estabilizar la diferencia con el pelotón en más de dos minutos y medio, mientras al grupo perseguidor seguía costándole disminuir las distancia. Tras el descenso del Cotefablo, el Astana continúo con su trabajo tirando del pelotón. 

En la última ascensión, a 13 kilómetros de meta, Froome iba muy retrasado por detrás de sus dos rivales directos. La distancia era cada vez menor y duelo de gregarios que se vivió fue apasionante, con el empeño del Astana por atrapar al grupo de cabeza que se volvió tarea imposible. A falta de 6 km para el final, fue el propio Froome el que decidió tirar del grupo y marcar el ritmo del último ascenso para tratar de recortar diferencias, sin éxito.

Quintana, imperial en la ascensión a Formigal, aprovechó la última subida para arrancar, junto a Brambilla y dejar a Contador fuera de la lucha por la victoria de etapa. El colombiano dejó a su compañero de fuga, el italiano Gianluca Brambilla, el triunfo, mientras él se conseguía postularse como el candidato más serio a ganar la Vuelta a España, a más de tres minutos de Froome y a casi cuatro de Contador. 

Comentarios

Quintana deshace las opciones de Froome en la Vuelta