La selección española se concentra para un exigente doble examen

El conjunto de Lopetegui se medirá a Italia y Albania en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018

;
La selección ya está concentrada Se medirá a Italia y Albania en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018

La selección española de fútbol se concentró este lunes para preparar un doble examen, ante Italia y Albania, que se presenta lleno de exigencia y con un doble reto: conseguir puntos vitales en la clasificación para el Mundial de Rusia y reforzar la confianza en el nuevo proyecto de Julen Lopetegui. España afrontará lo que en teoría serán los dos partidos más complicados en su carrera hacia Rusia 2018, pues ambos serán como visitantes y ante los dos rivales más cualificados que tendrá en el Grupo G, donde sólo el primero se clasifica directamente.

El jueves será la primera cita. Turín albergará un duelo clásico en Europa y que tendrá clara reminiscencias de la última Eurocopa, en la que Italia venció 2-0 y eliminó a España en octavos de final para marcar el final de una era. Luego vino la marcha de Vicente del Bosque y la llegada de Lopetegui. El nuevo seleccionador puso «anestesia exprés» en la herida con el triunfo 2-0 en casa de Bélgica en un amistoso de buen nivel y la posterior goleada 8-0 ante Liechtenstein en la apertura de su camino hacia el Mundial. Ahora está en juego mantener esa línea de resultados y de juego.

Para ello, Lopetegui cuenta con la base de aquellas dos convocatorias, aunque se cayó por lesión el central Javi Martínez, sustituido por Íñigo Martínez. Además, como novedad llamó al volante ofensivo José Callejón, del Napoli, y regresó Andrés Iniesta, ausente en la última lista por molestias físicas.

Callejón se mostró motivado por su convocatoria y por jugar en un estadio «enemigo», como es el Juventus Stadium. «Será especial porque además es en el campo de la Juve, con la rivalidad que tenemos contra ellos. Esperamos jugar bien y ganar», declaró hoy a su llegada a la concentración española en Las Rozas, a las afueras de Madrid. Por su parte, el delantero Diego Costa también espera responder a la confianza de Lopetegui y ayudar a sumar puntos con el equipo. «Siempre es importante un partido de la selección independientemente de que el rival sea Italia o sea otra selección. Son partidos importantes, es un rival directo. Ahora es hora de entrenar y hacer las cosas bien», explicó.

El domingo llegará la visita a Albania, una selección aparentemente más modesta, pero que en la última Eurocopa ofreció seria resistencia y dejó la imagen de un equipo bien preparado y combativo. Si Italia ganó 3-1 en Israel en su primer partido de clasificación, Albania tampoco cedió y, aunque con más apuros, venció 2-1 en casa a Macedonia. Así pues, el grupo mantiene un empate en la cabeza entre las tres selecciones favoritas. Los dos encuentros deberían servir para enseñar más fehacientemente qué quiere Lopetegui para la selección española. Por lo pronto, en los dos partidos previos dibujó un equipo que sostiene un modelo similar al de los últimos años, unos jugadores que quieren ganar desde el manejo del balón. A ello ayudó el gran momento de David Silva y la competencia en la delantera que sostienen Álvaro Morata y Costa. Además, el regreso de Iniesta debería ayudar a fortalecer esa idea. Puntos y ánimo están en juego.

Comentarios

La selección española se concentra para un exigente doble examen