El TAS rebaja la suspensión de Sharápova

La tenista rusa, sancionada dos años, podrá regresar a las pistas en abril del 2017

Reuters

La tenista rusa María Sharápova podrá regresar a las pistas el 26 de abril del 2017, después de que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) rebajara hoy la sanción de dos años que recibió por consumo del fármaco cardiovascular Meldonium.

«Sharápova podrá competir a partir del 26 de abril del 2017 después de la reducción del período de descalificación», anunció Shamil Tarpíschev, presidente de la Federación de Tenis de Rusia. La exnúmero uno del mundo fue suspendida el pasado 8 de junio por espacio de dos años por la Federación Internacional de Tenis (ITF) por este positivo producido el pasado 26 de enero en un control realizado en el Abierto de Australia. La cinco veces campeona de un Grand Slam tenía que estar suspendida en principio hasta 2018, pero ahora podrá volver a competir a partir del 26 de abril de 2017.

El panel de arbitraje halló que Sharapova «cometió una violación de las reglas antidopaje y que si bien fue sin culpa significativa, tuvo cierto nivel de culpabilidad», dejando claro que una sanción de 15 meses y no de dos años era la «adecuada».

El organismo subrayó además que el «grado de culpabilidad» que le imputaba a la de Siberia era por no haberse «asegurado» de que una sustancia que estaba en un producto que había estado tomando «durante mucho tiempo seguía cumpliendo las normas antidopaje».

 De esta forma, Sharápova se perderá la próxima edición del Abierto de Australia, pero llegará a tiempo a la temporada de tierra y a Roland Garros, torneo que se adjudicó en dos ocasiones (2012 y 2014). La nota recuerda que la rusa admitió públicamente que había cometido esa infracción «de manera inadvertida», ya que ella y su equipo no llegaron a darse cuenta de que Meldonium había sido incluido en la lista de sustancias dopantes en enero pasado.

Además, recordó que su doctor le había prescrito ese medicamento hace diez años y que no lo consumió para mejorar su rendimiento, sino por motivos de salud, por lo que recurrió al TAS para que le rebajara la sanción impuesta por la ITF. El entrenador del equipo olímpico, Vladímir Camelzon, aseguró que la decisión del TAS permitirá a Sharápova «recuperar su buen nombre» y acusó a la ITF y a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de «inventar un problema para acabar con una gran deportista».

La ITF impuso el 8 de junio una suspensión de dos años a Sharápova por consumo de Meldonium, fármaco que se utiliza para combatir los problemas cardiovasculares y que, entre otros, su inventor y el presidente ruso, Vladímir Putin, no consideran sustancia dopante. En cambio, la federación internacional considera que Meldonium es un «modulador metabólico» que incrementa el rendimiento físico y mental.

Sharápova, que en un principio admitió que había cometido «un gran error» y pidió «una segunda oportunidad», negó después que consumiera Meldonium diariamente y que «fuera avisada cinco veces sobre la inminente prohibición de la medicina». Nada más conocerse la sanción, algunas compañías rompieron sus contratos publicitarios con la deportista, considerada la más rica del mundo y que perdió muchos millones de dólares debido al escándalo de dopaje, aunque otras empresas la defendieron hasta el final.

Comentarios

El TAS rebaja la suspensión de Sharápova