Maradona y Verón se pelean en el partido de la paz

Los dos exfutbolistas argentinos tienen que ser separados en el descanso de un evento benéfico en Roma


Redacción

Poco le importó a Maradona que su motivo de estancia en Roma fuera una convocatoria no de un entrenador cualquiera, sino del papa Francisco. Cuando el Diego se cruzó con Juan Sebastián Verón en el descanso del llamado partido de la paz organizado en Roma, saltaron chispas entre los dos exfutbolistas argentinos. Una historia previa de reproches cruzados en la prensa acabó estallando en el escenario más insospechado.

Diego Maradona y Verón tuvieron que ser separados en el descanso del amistoso benéfico para la red internacional de escuelas Scholas Occurrentes y para ayudar a las víctimas de los terremotos del centro de Italia, especialmente el que afectó a la localidad de Amatrice en agosto. Al parecer, la historia viene de unas críticas de Maradona a la Brujita a costa de toda la polémica que azotó a la federación argentina (AFA) el pasado verano. El mítico campeón del mundo en 1986 fue a saludar a Verón, que le reprochó algo. Ambos se engancharon y tuvieron que ser separados cuando entraban en el túnel de vestuarios. «Yo no te boludeo, te digo las cosas a la cara», rubricó Maradona. 

El incidente enturbió la fiesta del fútbol en la que también participan Ronaldinho, Francesco Totti y muchas otras glorias del pasado y presente. «Estamos aquí para jugar por la paz, por la paz en todo el mundo», declaró Maradona antes del pitido inicial de este encuentro amistoso, en el que también participaron Hernán Crespo, Juan Sebastian Verón, Cafu, Rui Costa, Frédéric Kanouté o Julen Guerrero, que fueron recibidos por el papa en el Vaticano.

Para la anécdota, Maradona, a sus 56 años, originó el primer gol del partido, firmado por Antonio Di Natale, con un lindo pase de zurda. El partido por la paz, que ya se jugó en el 2014, se creó por iniciativa del papa Francisco. «Lo que importa, es la palabra beneficiencia. Jugamos por la paz, por la paz en el mundo en general, por los niños. Y no se puede ver todos los días a Totti, Maradona y Ronaldinho en un terrenos de juego», destacó el exfutbolista francés Candela tras el partido.

La red Scholas Occurrentes fue lanzada por jóvenes en Buenos Aires (con el nombre de «Escuelas Hermanas») con el apoyo activo de Jorge Bergoglio, entonces arzobispo de la ciudad y actual Papa. Actualmente reúne a 400.000 escuelas públicas y privadas de los cinco continentes y miles de estudiantes de «todas las religiones con el fin de educar a los jóvenes en el compromiso del bien común», según la entidad.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Maradona y Verón se pelean en el partido de la paz