Las turbulencias de Leo Messi

El argentino tuvo que ser atendido por mareos en el vuelo de su selección, metáfora de unas últimas horas complicadas con la albiceleste y el tema de su renovación


Agencias / La Voz

Leo Messi está pasando un mal rato. La presión sobre el 10 de Argentina y del Barcelona es tremenda por la posibilidad de que la selección que capitanea se quede fuera del Mundial de Rusia. Además, los rumores sobre su reticencia para firmar una renovación de contrato con el Barça le cercan. Y por encima, Messi se descompuso y necesitó asistencia médica durante el vuelo desde Buenos Aires hacia la ciudad argentina de San Juan, donde la albiceleste se medirá con Colombia en un duelo clave para poder estar en la cita mundialista del 2018.

El avión en el que se trasladó la selección argentina sufrió fuertes turbulencias por vientos fuertes en altura, informaron medios locales, que señalaron que otros jugadores también se descompusieron. Messi, capitán y máxima figura de la selección albiceleste, padeció mareos y debió ser ayudado por los médicos, aunque sin ningún problema de mayor importancia que le impida jugar ante Colombia. El estadio Bicentenario de San Juan, ciudad ubicada unos mil kilómetros al noroeste de Buenos Aires, será el escenario de un partido clave para Argentina en las eliminatorias, urgida por un triunfo que le permita regresar a la zona de clasificación directa a Rusia 2018.

«Hemos perdido puntos que no pensábamos y es normal que las críticas aparezcan. Pero estoy muy bien, con fuerza y con muchas ganas. Estoy convencido de lo que tenemos que hacer y espero que se haga un buen partido», dijo el seleccionador Bauza, cuestionadísimo tras el 3-0 que le endosó Brasil. Argentina es sexto con 16 puntos y un triunfo le permitirá escalar al menos hasta el quinto puesto, que tiene Chile con 17, y que da el derecho de disputar la repesca con un rival de Oceanía.

Peligra el Mundial y Messi está bajo presión porque a pesar de llevar a Argentina a tres finales consecutivas (Copa América, Mundial de Brasil y Copa América Centenario), sus actuaciones con su país siguen en el microscopio. Además, su futuro con el Barcelona es centro de los rumores. El argentino habría comunicado en julio su intención de no renovar el contrato que le une al club azulgrana hasta el 30 de junio del 2018, según Marca. El periódico añadió que el Barcelona le ofrecerá a Messi, de 30 años, «un contrato largo para que se retire en el Camp Nou y luego siga ligado como patrimonio del club». Pero Messi estaría enfadado por la forma que le ha tratado Hacienda y «quiere esperar antes de decidir junto a su mujer y sus hijos, que han pasado a ejercer una influencia prioritaria en su vida que antes correspondía a su padre».

Comentarios

Las turbulencias de Leo Messi