Las «cheerleaders» pueden ser olímpicas

El COI reconoce a la animación como deporte, además del kárate, la escalada y el «breakdance»

El recién estrenado equipo de animadoras del Básquet Coruña
El recién estrenado equipo de animadoras del Básquet Coruña
Efe
Redacción

Los próximos Juegos Olímpicos de la Juventud, que se celebrarán en 2018 en Buenos Aires, contarán con tres nuevos deportes de medalla: el kárate y la escalada, también ya admitidos en los Juegos de categoría absoluta para Tokio 2020, y el breakdance. Así lo aprobó este martes en Lausana (Suiza) la Comisión Ejecutiva del COI, en el primero de tres días de reuniones.

El órgano de gobierno del COI acordó también dar reconocimiento a dos deportes, el muay thai y los animadores. La Federación Internacional de Muay Thai Amateur reúne a 135 federaciones nacionales, entre ellas la española, mientras que la Unión Internacional de Animadores da amparo a un centenar de asociaciones nacionales, con 4,5 millones de federados. De esta manera, la figura de la cheerleader (en Estados Unidos también es habitual que haya animadores masculinos) dejaría de ser un simple espectáculo para la grada y entraría en el terreno de la competición. 

«La animación es un deporte que va creciendo en popularidad. Tiene un fuerte impacto en la juventud», justificó el director de deportes del COI, Kit McConnell. Los defensores de la animación como práctica que podría llegar a ser olímpica aseguran que la evolución física de quienes animan en los partidos de fútbol americano, béisbol, baloncesto y demás pueden llegar a mostrar habilidades dignas de gimnastas artísticos. La animación tiene su principal foco de participantes en Estados Unidos, México y Japón, dos países de gran influencia del gigante norteamericano.  

El kárate, por su parte, entrará en los Juegos de la Juventud en la modalidad de kumite, con 24 chicos y 24 chicas; la escalada se incluirá en el programa con una prueba combinada y 20 participantes por sexo; y el breakdance debutará con una competición por eliminatorias, también con 20 y 20 inscritos. Los Juegos de la Juventud reúnen a deportistas de entre 14 y 18 años. La Ejecutiva aprobó asimismo los sistemas de clasificación para fútbol sala y gimnasia acrobática.

Como establecen las reglas del COI, el reconocimiento de una federación se hace de manera provisional para un plazo de tres años. En cualquier momento de ese periodo el reconocimiento puede pasar a ser definitivo. Esto es un paso necesario, pero no suficiente, para que en el futuro ese deporte forme parte de los Juegos Olímpicos. Sí le permite, en cambio, beneficiarse de los programas de ayuda del COI y participar en sus actividades. Cada una de las nuevas federaciones reconocidas (hay 37) recibirá 25.000 dólares al año del COI para sus programas de desarrollo.

En una decisión de otra índole, la Ejecutiva nombró a Samuel Schmid, expresidente suizo, nuevo responsable de su comisión de investigación sobre los supuestos casos de dopaje en los Juegos de invierno de Sochi 2014. Schmid, que ya estaba en la Comisión de Ética del COI, sustituirá en ese cargo al francés Guy Canivet, que lo deja «por razones personales poderosas», explicó el portavoz del COI, el británico Mark Adams. El cambio, aseguró Adams, no retrasará los trabajos de la investigación debido a la familiaridad de Schmid con el caso.

Comentarios

Las «cheerleaders» pueden ser olímpicas