La habilidad de Matvey Mamykin para evitar las cuchillas del quitamiedos

El ciclista ruso protagonizó un gran susto en la etapa de la Tirreno Adriático, que venció Nairo Quintana


Redacción

El colombiano Nairo Quintana (Movistar) se exhibió en el puerto de el Terminillo, ganó la cuarta etapa de la Tirreno Adriático y se colocó el maillot de líder por delante del británico Adam Yates (Orica-Scott). Pero el gran titular de la clásica prueba italiana se lo llevó el ruso Matvey Mamykin. El ciclista del Katusha estuvo cerca de protagonizar una caída de graves consecuencias, pero su habilidad evitó un susto mayor.

Mamykin se fue al suelo en la escapada del día junto a Davide Ballerini. A menos de 20 kilómetros de meta, en pleno descenso hacia el inicio del Terminillo, el ruso de 20 años perdió la tracción de la rueda trasera y se fue al suelo. En plena curva y a gran velocidad, se deslizó por el asfalto hacia el arcén, donde le esperaban las cuchillas de los quitamiedos, enemigos número uno de ciclistas y motoristas cuando se caen. Mamykin calculó, mantuvo la cabeza fría y se agachó en el momento justo para evitar unas consecuencias mucho peores que las de caer varios metros por el descampado a la derecha de la calzada. 

Mamykin se reincorporó y terminó la etapa sin mayores problemas. Por delante, Quintana, con un tiempo de 5 horas, 27 minutos y 22 segundos, consiguió el triunfo de etapa con un ataque a 2 kilómetros del final con el que consiguió acabar por delante de Geraint Thomas, a 18 segundos de distancia en la meta, y de Adam Yates (Orica-Scott), tercero a 24 segundos.

Quintana pudo superar sus malas condiciones físicas causadas por una gripe y con su exhibición en el Terminillo, donde impuso un ritmo infernal que nadie fue capaz de seguir, se colocó en buena posición para ganar una carrera en la que el australiano Rohan Dennis (BMC Racing) perdió el liderato y cayó hasta la quinta posición de la general.

Este domingo se disputará la quinta etapa, entre las localidades de Rieti y Fermo, de 209 kilómetros. La carrera acabará el martes con una contrarreloj individual de 10,1 kilómetros en San Benedetto del Tronto. De momento, Quintana tendrá que aguantar la ventaja de 33 segundos que tiene sobre Adam Yates, segundo en la general y su máximo rival para conseguir la victoria. 

Comentarios

La habilidad de Matvey Mamykin para evitar las cuchillas del quitamiedos