Villar tiene garantizado que la FIFA le pagará una jubilación de 3.700.000 euros

Los miembros del Comité Ejecutivo del organismo internacional decidieron ponerse a sí mismos un plan de pagos para su retiro, del que el español es el más beneficiado

.

Redacción/ La Voz

No habla de ello. Y mucho menos en plena campaña electoral a la presidencia. Y no es de extrañar, porque mientras los dirigentes de cualquier club de fútbol aficionado de España luchan a brazo partido para comprar unos balones, Ángel María Villar, cuando se vaya de la FIFA en el 2019 (acaba su período en el Comité Ejecutivo) tendrá garantizado por el organismo internacional un plan de jubilación de alrededor de tres millones setecientos mil euros. Es decir, si el presidente de la Federación Española de Fútbol dice adiós a su cargo en esa fecha, a partir de entonces y durante 21 años, cobrará una cantidad anual de casi 180.000 euros. Por si fuera poco, los impuestos que se puedan generar por este ingreso correrán por cuenta de FIFA.

Villar no es el único beneficiado por este nuevo escándalo. Todos los miembros del Comité Ejecutivo que lleven en el mismo un mínimo de ocho años cobrarán una importante cantidad anual durante tantos años como hayan pertenecido al órgano de gobierno del ente que rige el fútbol mundial. Si bien este periódico ya había informado en su día de la existencia de un plan de jubilación para los miembros de la ejecutiva, no habían trascendido las cantidades. Ahora, en el laudo del TAS sobre la resolución que confirmó la inhabilitación de Blatter durante seis años, el proceso se explica al detalle.

¿Quién decidió que los 24 miembros del Comité Ejecutivo pudieran tener un retiro sin estrecheces económicas? Pues ellos mismos. Según el documento publicado por el TAS: «En marzo del 2005, fue presentado un plan de jubilación en una reunión del Comité Ejecutivo de la FIFA. El exdirector financiero y subdirector secretario general, Mr. Kattner, testificó durante la vista que él estuvo en la reunión y que estaba presente cuando se trató este tema. El plan de jubilación presentado al Comité Ejecutivo de la FIFA los días 7 y 8 de marzo obedece, entre otras, a las siguientes normas:

Desde el 1 de enero del 2005 en adelante, se llevará a cabo un pago anual de jubilación para los miembros de largo servicio del Comité Ejecutivo de la FIFA que se jubilen en el 2005 o después de esta fecha.

Para poder tener derecho a este pago, el miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA que haya tomado posesión en el Congreso de la FIFA tiene que haber servido por lo menos 8 años.

Kattner explicó que esto no era un fondo de pensiones, sino más bien un plan de jubilación. Explicó que no había una regulación por lo que respecta al plan de jubilación, y que la FIFA lo presentó porque la UEFA también lo tenía, que consistía en pagar cada año a los miembros jubilados de su Comité Ejecutivo una cantidad equivalente al 3 % de sus sueldos finales anuales, multiplicado por el número de años en servicio en dicho Comité, con un mínimo requerido de 8 años de servicio».

La resolución del TAS explica los pagos de la jubilación poniendo a Platini como ejemplo. Contando 1998 como la fecha en la que el francés entró en la ejecutiva, hasta el 2015, fecha de su salida, habría estado 17 años. Y teniendo en cuenta que su última remuneración por su puesto era de 281.000 euros (libres de impuestos), al expresidente de la UEFA le corresponderían cobrar 143.000 euros anuales durante 17 años. La cantidad total a cobrar por el galo alcanzaría casi los dos millones y medio de euros.

Aunque todos los miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA (hoy ha cambiado de nombre y pasa a llamarse Consejo FIFA) se han beneficiado de este escándalo, Villar es uno de los que más dinero, sino el que más, va a ganar. El dirigente bilbaíno entró en el órgano de gobierno de la FIFA en 1998. Y tiene el puesto asegurado, siempre y cuando no medie una inhabilitación, hasta el 2019. Es decir, 21 años. Durante ese tiempo, siempre ha cobrado una importante cantidad solo por ostentar el cargo y asistir a un mínimo de dos reuniones anuales. En el último informe económico hecho público por la federación internacional de fútbol figura un pago a los miembros de la ejecutiva de 281.000 euros libres de impuestos, esto quiere decir que en realidad la cantidad es superior a los 350.000.

A este dinero habría que añadirle unas jugosas dietas que, según algunas fuentes, son de alrededor de trescientos euros diarios, todo ello teniendo en cuenta que, además, todos los gastos los tiene cubiertos, alojándose en hoteles de gran lujo, y disponiendo de chófer y automóvil de alta gama y vuelos en primera clase.

A pesar de que tras la llegada de Gianni Infantino a la FIFA ha cambiado sustancialmente la gobernanza y la transparencia del ente internacional, todavía quedan vestigios del pasado, como el propio Villar, y este escandaloso plan de jubilación, que según el último informe que figura en la web de la FIFA sigue funcionando, para disfrute de unos dirigentes que encontraron en el fútbol una fuente espectacular de ingresos y de calidad de vida.

Blatter le regaló a Platini cuatro años más de plan de pensiones

El caso de Platini y el plan de jubilación es una muestra de cómo se hacían las cosas en la FIFA de Blatter. Platini, en realidad, fue miembro de la ejecutiva desde el 2002. Fue el propio francés el que preguntó en su momento si se podía considerar que los años en los que fue asesor especial del presidente Blatter (desde 1998 hasta el 2002) podrían ser considerados como si perteneciera al órgano de gobierno. De ser así, Platini ya habría cumplido con el requisito de 8 años para tener derecho al cobro anual del plan.

Blatter testificó en la vista del TAS que el secretario general le preguntó qué es lo que deberían hacer con respecto al plan de jubilación de Platini en el período 1998-2002. Blatter dijo que Platini estuvo trabajando con él y que siempre asistió a las reuniones del Comité y que, «si las normas lo permitían», ampliarían el tiempo de servicio de Platini desde 1998 y no desde el 2002. El propio Blatter dijo también que no había normas a este respecto, por lo que fue su decisión añadir a Platini estos cuatro años extra. La resolución se incluyó en un correo fechado el 24 de septiembre del 2007, y que remitió el secretario general de la FIFA de entonces, Valcke, y a Christina Collenberg, ex directora de recursos humanos, con copia a Kattner.

La generosidad de Blatter tuvo unas consecuencias positivas para la cuenta de resultados de Platini. El hecho de que su antigüedad quedara fijada en cuatro años más significó para el expresidente de la UEFA casi 34.000 euros más al año, más cuatro años de propina a razón de 143.000 euros cada uno. En resumen, la jugada le reporta a Platini un extra de algo más de un millón de euros.

Cabe preguntarse ahora si la inhabilitación, tanto del francés como del suizo, les impedirá cobrar esa pensión. Algunas fuentes consultadas por este diario, y a expensas de lo que diga la FIFA, creen que no. Están fuera, pero podrían seguir cobrando el premio que ellos mismos se pusieron en su día.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Villar tiene garantizado que la FIFA le pagará una jubilación de 3.700.000 euros