La policía alemana investiga si las tres explosiones registradas el martes junto al autobús del equipo de fútbol Borussia Dortmund son un ataque islamista, tras encontrar un escrito en el lugar de los hechos en el que se alude a la misión militar alemana en Siria, indica el diario Süddeutsche Zeitung. Según este medio y las cadenas regionales NDR y WDR, los investigadores no descartan sin embargo que los autores hayan tratado de dejar una pista falsa.

El escrito, según estos medios, comienza con referencias a «Alá, el clemente, el misericordioso», alude al atentado yihadista registrado en diciembre en un mercadillo navideño de Berlín y denuncia que aviones Tornado alemanes participan en el asesinato de musulmanes en el califato del autodenominado Estado Islámico (EI).

Por ese motivo, continúa, deportistas y personalidades de «Alemania y otros países de la cruzada» están en la lista de objetivos del Estado Islámico hasta que los Tornado sean retirados y se cierre la base estadounidense situada en Ramstein (suroeste de Alemania). Oficialmente la policía se limitó a señalar esta mañana que la investigación continúa, sin ofrecer detalles sobre la misma ni sobre posibles autorías, mientras analiza la veracidad del escrito.

Según informó el diario Die Welt, la Fiscalía federal ha asumido la investigación y la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) ha constituido una unidad de crisis en Berlín. El ataque ocurrió en torno a las 19.15 hora local (17.15 GMT), cuando tres artefactos explotaron al paso del autobús del Borussia Dortmund cuando se dirigía al estadio para el partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones frente al Mónaco, que fue aplazado a esta tarde.

Al mismo tiempo está siendo investigada la autenticidad de un segundo escrito colgado en Internet y formulado en el lenguaje que suelen usar los grupos antifascistas germanos. En el comunicado en la red se afirma que el autobús fue atacado con explosivos de fabricación propia por ser «símbolo de la política del BVB (Borussia Dortmund)», un club, según denunciaron, que no hace lo suficiente para combatir a los racistas, los nazis y los populistas de derecha.

El Dortmund ha tenido problemas en el pasado con un sector de su hinchada al que se vincula con agrupaciones de ultraderecha. En el lugar de las explosiones fue encontrado otro objeto similar a un artefacto explosivo pero que no detonó, dijo el presidente de la policía de Dortmund, Gregor Lange. Para el partido de hoy se han extremado las medidas de seguridad para ambos equipos y en el estadio.

El único jugador herido fue el español Marc Bartra, operado anoche en un hospital de Dortmund al presentar fractura del radio a la altura de la muñeca derecha y esquirlas en la mano, según las informaciones facilitadas por el club. También resultó herido un policía que precedía en moto al autobús del equipo, varios de cuyos cristales saltaron por los aires con las explosiones.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Investigan una pista islamista en el ataque contra el autobús del Borussia Dortmund