El rey de una tierra ahora sin dueño

Tenis Nadal regresa en Montecarlo a su superficie preferida, donde Djokovic y Murray también lucen como favoritos


Roger Federer ha decidido descansar, como mínimo, hasta Roland Garros. Otros jugadores en la treintena regresan en Montecarlo tras su paternidad, como Jo-Wilfried Tsonga. Con el francés entrenó ayer Rafa Nadal, atornillado a sus rutinas. A los tics y a un calendario que apenas retoca entre abril y junio. Abre la gira de tierra mañana en Mónaco, como siempre (Movistar Deportes 2). Aunque para él ya casi nada sea como antes. La historia del tenis lo eleva en un pedestal como el gran señor de la arcilla, donde nadie podrá darse por sorprendido si a partir del domingo levanta trofeo tras trofeo. Pero ya no arrolla con la suficiencia que lució en el pasado. Debuta contra Kyle Edmund, un chaval que nació sudafricano, compite bajo bandera británica, todavía busca su primer título a los 22 años y se declara listo para todo ante el gigante: «No me siento intimidado».

Nadie tiene los números de Nadal sobre tierra. Con un 92 % de victorias en toda su carrera (365?34). Otros jovencitos, como Edmund, también se sintieron listos para plantarle cara. Cada primavera Nadal se encuentra rostros nuevos al otro lado de la red y al mismo tiempo persigue récords que ya forman parte de la historia del tenis. Muchas veces solo puede superar sus propios registros. Como sus nueve títulos en Roland Garros, los nueve de Barcelona y los nueve de Montecarlo, por ejemplo.

Llega después de jugar (y perder) las finales de Australia, Acapulco e Indian Wells. Con la reconstrucción de su juego y su confianza a medio camino. En tierra ya no es el único favorito. Sus dos últimas visitas a Roland Garros terminaron sin trofeo. Y en el 2016 otros dos gigantes dieron un paso al frente. Andy Murray, el actual número uno del mundo, ganó en Roma y llegó a las finales de Madrid y París. Y Novak Djokovic, aunque siga disperso, defiende la Copa de los Mosqueteros. Una lucha abierta.

«Estoy muy contento con la primera parte de la temporada en pista dura, antes de que llegue la tierra», resume Nadal en tono optimista. «Cuento con grandes noticias que me dan calma para los siguientes torneos». En su teórico camino hacia la final asomarían luego Alexander Zverev en octavos, Grigor Dimitrov, en cuartos y Djokovic en semifinales.

«Creo que estoy cerca de donde quiero estar. Estoy jugando a un nivel muy alto, preparado para ganar títulos», resume Nadal. El rey de una tierra sin dueño.

Comentarios

El rey de una tierra ahora sin dueño