Redacción

El corredor Raúl Alarcón, del equipo W52/FC Porto, le ha arrebatado el liderazgo de la 60 Vuelta Ciclista a Asturias a Weimar Roldán, del Medellín, tras disputarse la etapa reina de 177 kilómetros, entre Soto de Rivera y Cangas del Narcea, que ganó el colombiano Nairo Quintana. En medio de la niebla y soportando la nevada que caía en la cumbre del Alto del Acebo, a 1.200 metros de altitud, Quintana, que prepara en la ronda asturiana su participación en el centenario del Giro de Italia el próximo fin de semana, cruzó la meta tras atacar en los últimos metros.

A poco de iniciarse la subida, en las primeras rampas se produjeron las primeras escaramuzas que cobraron protagonismo a menos de cuatro kilómetros de meta, donde Oscar Sevilla, del equipo Medellín vio frustrado su ataque por problemas mecánicos. El equipo Movistar que controló la fase final de la carrera, lanzó un ataque de Dayer Quintana, hermano de Nairo, a dos kilómetros de meta, que fue respondido por Sergio Pardilla, del Caja Rural- Seguros RGA y por Raúl Alarcón del Porto. Pero fue en los metros finales donde el jefe de filas del Movistar dio un golpe de autoridad, se puso a la cabeza de la carrera y entró en meta seguido por Raúl Alarcón, que entró a siete segundos del ganador y se vistió con el maillot azul de líder de la general.

La carrera, a punto

Los corredores tomaron la salida en Soto de Rivera y al finalizar el tramo neutralizado se dirigieron hacia Trubia y desde allí hacia el Alto del Escamplero, el primer puerto de tercera categoría al que se tuvieron que enfrentar. Tras las primeras escaramuzas un grupo de cinco corredores, Eduard Prades, del Caja Rural-Seguros RGA; Domingos Goncalvez, del Radio Popular Boavista; Sergio Irizar, del Manzana Postobon; Héctor Carretero, del Movistar Team, y Gustavo Veloso, del W52/FC Porto, consiguió consolidar una fuga en la que en un principio habían intervenido ocho ciclistas.

El pelotón con el equipo Medellín al frente intentaba controlar la carrera defendiendo el liderazgo de Weimar Roldán, primer maillot azul tras ganar ayer la primera etapa, e iba reduciendo paulatinamente las diferencias a medida que se iban consumiendo kilómetros del recorrido.

A 40 kilómetros de la meta, las diferencias entre el pelotón y los fugados, que había llegado a más de cinco minutos en Avilés, era de poco más de un minuto, momento en el que el equipo Movistar-Team se situó al frente del pelotón con la intención de preparar la etapa para su jefe de filas y favorito a la etapa y la vuelta Nairo Quintana. El corredor Héctor Carretero se descolgó del grupo de cabeza y se dejó absorber por el pelotón para ayudar a sus compañeros del Movistar en la subida al Alto del Acebo, final de etapa de primera categoría a 1.200 metros de altitud.

Con los hombres del Movistar tirando al frente del pelotón y un grupo de cabeza de cuatro hombres, a los que se sumó Aritz Bagües, del Euskadi; castigados por la dureza de la etapa y por una climatología adversa con frío, viento y lluvia por momentos, las diferencias se fueron diluyendo. Poco antes de empezar la subida al Santuario del Acebo el pelotón neutralizó la escapada, y en las primeras cuestas el corredor del Manzana Postobon, Sergio Irizar, lanzó un tímido ataque que no prosperó.

Mañana, 1 de mayo, se disputará en horario matutino la tercera y última etapa de la ronda asturiana, de 120 kilómetros entre Cangas del Narcea y Oviedo, con un puerto de tercera categoría y uno de segundo y final en la calle Uría.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Quintana se cuela entre la nieve para ganar la etapa reina de la Vuelta a Asturias