Nadal vence a Roberto Bautista y pone la directa a cuartos de final

El balear se impuso al compatriota español Roberto Bautista por un claro

.

«Me vas a tener que pitar muchos warnings (advertencias) en este partido porque no me vas a pitar más». Rafa Nadal saca los dientes y toda su capacidad para presionar desde su silla, como uno de los grandes deportistas del siglo XXI, cuando siente que una decisión le perjudica. Sucedió ayer cuando recibió un aviso en el primer juego de su partido de octavos de Roland Garros, seguido luego por una advertencia formal del juez de silla, el portugués Carlos Ramos, por exceder el tiempo de descanso entre puntos. El toque definitivo llegó con 3-1 y 30-0 para el español, pero no ajustó cuentas hasta el cambio de campo siguiente.

Pidió explicaciones primero y amenazó después. «¿Si acabo un punto en la red tengo que ir corriendo a por la toalla?», preguntó por los 20 segundos de margen entre puntos en los partidos de un grand slam, cinco menos que en el resto de torneos. En los últimos años, la ATP trata de poner coto a la duración de los partidos, a las pausas, a la interminable duración de los encuentros como espectáculo televisivo.

Y Nadal, con sus rutinas y rituales antes de cada servicio, es uno de los tenistas más expuestos a este tipo de control. Pasa el enfado y Nadal sigue a lo suyo, hasta certificar su cuarto paseo en Roland Garros al despachar a Roberto Bautista por 6-1, 6-2 y 6-2. No sabe de relajación, por eso paradójicamente convierte cada partido en un trámite ahora que vuelve a sentirse dominador. En cuartos de final, camino del décimo título, le espera Pablo Carreño, que tumbó ayer al gigante Milos Raonic por 4-6 7-6(2) 6-7(6) 6-4 8-6 antes de emocionarse entre lágrimas. Mientras, el cuadro va despejándose, por su lado se enfrentarán también en la antepenúltima ronda Thiem y Djokovic. Y hoy se resuelven los últimos cruces de octavos: Murray-Khachanov, Verdasco-Nishikori, Wawrinka-Monfils y Anderson-Cilic.

Solo 20 juegos perdidos

Los datos ilustran la fortaleza de la reinvención de Nadal. Apenas 20 juegos se ha dejado en los cuatro primeros partidos. Solo en el 2012 perdió uno menos antes de llegar a cuartos. Pero evita cualquier síntoma de relajación pese a que vuelve a sacudir al viento el látigo de su derecha: con el drive llegaron 18 de sus 31 ganadores ante Bautista

Ante la prensa, Nadal razonó sus dardos a Ramos. «Lo que pasa en la pista ahí se queda. Hay gente a la que le gusta tomar más parte en el partido y a mí no me parece bien. El árbitro tiene que estar ahí para analizar lo que está ocurriendo. O si no que pongan un crono en la pista. Unos árbitros pitan de una manera y otros de otra», matizó antes de añadir: «No pueden exigir que seamos máquinas y que no pensemos».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Nadal vence a Roberto Bautista y pone la directa a cuartos de final