Ecologistas piden al Principado la suspensión de la temporada de pesca

ANA sostiene que la falta de lluvias provoca que los ríos registren caudales muy bajos que perjudica a la población piscícola

Un grupo de pescadores recoge el «campanu» del Sella, el segundo del día, capturado por Juan Antonio González, el «sastrín», en el Barcu de Arriondas..Un grupo de pescadores recoge el «campanu» del Sella, el segundo del día, capturado por Juan Antonio González, el «sastrín», en el Barcu de Arriondas, (2017).
Un grupo de pescadores recoge el «campanu» del Sella, el segundo del día, capturado por Juan Antonio González, el «sastrín», en el Barcu de Arriondas, (2017).

Redacción

La Asociación Asturiana de Amigos de la Naturaleza (ANA) ha solicitado al Principado la suspensión de la pesca fluvial en lo que queda de temporada en todo el territorio de la comunidad autónoma, al igual que se ha hecho recientemente en Cantabria. El colectivo ecologista sostiene que la ausencia de precipitaciones ha causado que los ríos registren unos caudales mucho más bajos de lo habitual, lo que origina situaciones de vulnerabilidad de la población piscícola por pesca, mortalidad y furtivismo.

Los conservacionistas también han reclamado que se revise la situación del salmón, de forma que se prohíba la pesca de esa especie en todos los ríos de la región o, al menos, en algunos de los principales y durante un tiempo, con el fin de favorecer la recuperación de sus poblaciones «si ello es posible aún». Sugiere además incluir la especie en alguna de las figuras del Catálogo asturiano o en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial.

«Durante los últimos meses tuvimos en Asturias una importante ausencia de precipitaciones, tanto en forma de nieve como de lluvia, lo que originó que los caudales de los ríos asturianos, una vez iniciada la temporada de pesca, hayan sido mucho más bajos de lo habitual. Esto se refleja en el balance hídrico, que indica que las precipitaciones en Asturias, desde septiembre del año pasado se han situado en la mayor parte de la región entre el 50 y el 75% de lo normal», sostiene el colectivo encabezado por Carlos Lastra.

ANA mantiene que en esta temporada ha habido muchos más días de pesca de trucha de los habituales en los primeros meses de la temporada «y seguramente se han pescado muchos más peces de lo normal». Y añade que esa situación de escaso caudal origina situaciones de mayor vulnerabilidad de las poblaciones piscícolas por pesca, mortalidad y furtivismo.

«Esta temporada, además, por múltiples razones, parece que se ha agravado la situación del salmón que viene pasando por grandes dificultades para su conservación desde hace tiempo. Sólo se llevan pescados unos 250 salmones, el 50% de la media de los últimos años», agregan.

Comentarios

Ecologistas piden al Principado la suspensión de la temporada de pesca