Utopía electoral en el Bernabéu

Convocan los comicios a una presidencia a la que solo puede optar un socio con 20 años de antigüedad y que avale el 15 % del presupuesto


El Real Madrid convocó ayer elecciones a la presidencia de la entidad. El plazo para presentar candidaturas comenzará hoy y finalizará el 18 de junio. La fecha de los comicios queda por determinar y estos únicamente tendrían lugar en caso de que a ellos concurra más de un candidato, algo que resulta improbable. Todo apunta a que Florentino Pérez será el único que se postule, lo que le permitiría revalidar por otros cuatro años el sillón que ocupa desde que en junio del 2009 retornase al cargo que ya ostentó entre el año 2000 y el 2006 y que abandonó en plena convulsión de un conjunto enzarzado en luchas intestinas. La decisión acabó aupando a Fernando Martín, cuya efímera presidencia acentuó unas turbulencias que no se mitigarían sino hasta la celebración en julio del 2006 de las elecciones en las que resultó vencedor Ramón Calderón. Furibundo opositor a Ramón Mendoza, Calderón acabó cayendo tres años después, lo que permitió el regreso de Florentino Pérez.

Desde entonces, ha regido la nave blanca sin apenas oposición. En el 2012 impulsó una modificación en los estatutos del Real Madrid que dificulta enormemente las posibilidades de presentar cualquier tipo de alternativa. A partir de ese momento, para optar a la presidencia se requiere una antigüedad mínima como socio de 20 años, frente a los 10 que se exigían anteriormente. La mayor traba, con todo, radica en la necesidad de presentar un aval por valor del 15 % del presupuesto de la entidad. Dicha garantía económica tiene que proceder obligatoriamente del patrimonio personal del aspirante, lo que constriñe enormemente el número de candidatables. A las dificultades impuestas por los estatutos se añade la estabilidad económica y la bonanza deportiva de la que presume el Real Madrid en los últimos tiempos.

Sin contrincante en el 2013

A la consecución de la Liga 33 que adorna las vitrinas del Santiago Bernabéu, la escuadra dirigida desde el banquillo por Zinedine Zidane sumó el pasado 3 de junio la Liga de Campeones tras imponerse en la final disputada en Cardiff a la Juventus de Turín por 1-4. La duodécima vino a rubricar el primer doblete Liga-Champions firmado por el Real Madrid desde 1958.

Todo ello torna en quimérica cualquier posibilidad de que Florentino Pérez cuente con oposición a la hora de revalidar el cargo al que accedió en el 2009 y que renovó en el 2013 al no contar con ningún contrincante. Como entonces, es prácticamente seguro que los socios no habrán de pasar por las urnas y el actual presidente podrá prolongar por otro período más su segunda etapa al frente del Real Madrid.

Comentarios

Utopía electoral en el Bernabéu