Alonso rompe la caja de cambios en Azerbaiyán

Fue una de las pocas piezas que no cambió y que le costaron una sanción de quince puestos


madrid / colpisa

Alonso volvió a sufrir una avería ayer en el circuito de Bakú, que estrena este año la denominación de Gran Premio de Azerbaiyán, y lo hizo al grito de su latiguillo. Casi no se lo podían creer los fans que lo veían en televisión (en directo, por las características del trazado, poco): estaba echando humo y se veían obligados a parar el coche a media hora del final.

Esta vez no fue el motor en sí, no obstante. Lo que falló fue la caja de cambios que, si bien ya llevaba mucho trabajo encima, no era la parte más débil del monoplaza.

Sea como fuere, otra sesión en la que Alonso fue noticia por no acabar, que por hacer un buen resultado. Pese a todo, sorprendentemente en Honda aseguran que ha sido una buena jornada de trabajo. «Ha sido una decepción que Fernando tuviera que detenerse durante los FP2, y desafortunadamente para nosotros ha sido antes de su vuelta cronometrada, pero aun así hemos visto ciertos progresos en la potencia de la unidad de potencia. En general, creo que ha sido un día positivo», aseguraba Yusuke Hasegawa, máximo responsable del motorista japonés.

Alonso había estrenado una tercera especificación de la unidad de potencia con la que Honda quiere dar el salto. Quizás por ello no cargó las tintas demasiado y se conformó con no haber tenido un accidente.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Alonso rompe la caja de cambios en Azerbaiyán