Manchón y Busto desisten de bajar el Sella y pelearán para hacerlo en 2018

El CODIS les ha confirmado que no pueden participar en K2 absoluta. Se plantean ir a la vía judicial para que «la normativa sea más explícita»

Beatriz Manchón y Manolo Busto, junto a una K-2.Beatriz Manchón y Manolo Busto, junto a una K-2
Beatriz Manchón y Manolo Busto, junto a una K-2

Redacción

Beatriz Manchón y Manuel Busto no participarán este sábado en el Descenso del Sella, al igual que no lo hicieron el año pasado. En las dos ocasiones el CODIS ha rechazado que lo hagan como pareja mixta en el K2 y, por segundo año consecutivo, ellos se niegan a hacerlo en la categoría mixta, mucho menos vistosa que la reina y en la que sus piragüistas salen más tarde. La comunicación de que no están inscritos en la máxima categoría, en la que ellos se apuntaron, les llegó ayer vía mail. «Dicen que el comité ha decidido que no podemos participar, pero no te dicen ni quienes son los miembros ni porqué», explica Manchón. La piragüista, ganadora de varias medallas en competiciones internacionales, asegura que las explicaciones esgrimidas no son suficientes y las reclamarán. Existe un plazo de diez días para que las resuelvan pero la prueba deportiva es el próximo sábado, con lo que no llegarían a tiempo.

Ante esta situación Manchón deja claro que «no vamos a salir en la categoría mixta, porque es discriminatorio». En el Descenso del Sella la categoría absoluta doble es para adultos, pero en ella pueden participar juveniles y senior si consideran que pueden hacerlo. «Están diciendo que una mujer, yo, no tiene capacidad para decidir como un juvenil si puede participar en esa categoría», apunta Manchón, que ha denunciado lo machista que resulta la interpretación que se hace del reglamento. De hecho, el año pasado, cuando por primera vez ella y Busto intentaron participar juntos en el K2 lo hicieron porque la federación nacional lo permitía, hacía unos meses que había abierto esa posibilidad. De ahí que la piragüista sevillana, actualmente afincada en Corvera, reconozca que a partir de ahora su intención es la de empezar a prepararse para el Sella de 2018, aunque más bien con papeles que con remos. «Vamos a agotar la vía administrativa porque esto tiene que cambiar», apunta y señala que si esa no funciona barajan acudir a la legal, algo que ya se vienen planteando desde hace tiempo viendo la postura del CODIS. «Vamos a seguir peleándolo y si hay que acudir a los tribunales, iremos», afirma. Su intención es «exigir que la normativa sea más explícita», para que no dé lugar a matices ni diversas interpretaciones.

La federación española apoya la pareja mixta

Manchón y Busto fueron la primera pareja mixta que quiso bajar en la categoría reina del Sella, pero no la única. De hecho este año Amaia Osaba también lo intentó. Es la presidenta del Club Piragüismo Pamplona y, tal y como explica en Noticias de Navarra, ella misma presentó la posibilidad de la pareja mixta en las máximas categorías en la asamblea de la Real Federación Española de Piragüismo «y se aprobó sin apenas debate en 2016». «El objetivo ya no es bajar el Sella, es que las mujeres puedan hacerlo en la máxima categoría», apunta Manchón. En el Sella, y el mundo del piragüismo, sí que ha dado debate, y mucho. En los últimos días la noticia ha aparecido en medios de comunicación nacionales y avivado la discusión sobre si el hecho de que la edad o la experiencia no importen a la hora de participar en la prueba reina del Descenso, pero que sí lo haga el género.

Se presentaron 56.500 firmas al CODIS para reclamar que un hombre y una mujer puedan remar en K2 en el Sella y Manchón agradece los apoyos recibidos -entre ellos el Instituto Asturiano de la Mujer y varios partidos políticos, pero no han servido para que desde la organización hayan cambiado de opinión. «Ahora mismo estoy convencida de que hay piragüistas que nos apoyan, pero dentro de este mundo no se pueden posicionar», indica en referencia a presiones que pueda sufrir a costa de acudir a una competición o poder disfrutar de una beca deportiva. Y ella insiste que lo que están haciendo «no es contra la prueba», sino contra la decisión que les impide participar en la categoría que ellos quieren. De hecho recuerda que su intención y la de Busto era haberse estrenado el año pasado en el Sella como pareja mixta y que como no pudieron hacerlo no acudieron juntos a ninguna otra competición. En 2017 ya lo han hecho. En el Río Segura quedaron segundos y pronto irán a otra prueba en Galicia. Pero el sábado no se subirán a la piragua y, de hecho, Manchón no tiene siquiera previsto acercarse a Ribadesella para seguir la prueba. Su intención era hacerlo con una piragua al hombro y al lado de Manuel Busto. Y el CODIS no le ha dejado.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Manchón y Busto desisten de bajar el Sella y pelearán para hacerlo en 2018