Rubiales pide la bendición de Lete

El controvertido presidente de la AFE, que primero trabajó para Villar y después lo traicionó, sondeó el apoyo del secretario de Estado para el Deporte y le comunicó que tiene el respaldo de las territoriales


Redacción / La Voz

Los movimientos se suceden entre bambalinas. Villar no ha dimitido, los presidentes de las territoriales quieren que lo haga para cada cual mantenerse en su sillón y mientras tanto algunos aspirantes intentan por todos los medios heredar el cargo de presidente de la Federación Española de Fútbol. Este sería el caso de Luis Rubiales, el controvertido presidente de la AFE, que según algunas fuentes podría incluso tener la bendición del propio CSD. Por lo menos, lo intenta.

Lo cierto es que Rubiales, protagonista de algunos episodios deleznables del fútbol español en los últimos años y desprestigiado por su firme apoyo inicial a Villar y su posterior traición, se reunió el martes en Madrid con el secretario de Estado para el Deporte para postularse al puesto. Transmitió a Lete que cuenta con el apoyo de las territoriales y que con él en el cargo el fútbol federativo alcanzaría una etapa de paz y estabilidad. ¿Qué le respondió Lete? Desde el CSD se recurre al discurso de los últimos tiempos, que el Consejo no puede interferir en un proceso que corresponde exclusivamente al fútbol. Pero si es así, ¿por qué Rubiales le comunica que cuenta con el respaldo de las territoriales? Obviamente, una reunión entre ambas partes a título informativo no tiene sentido.

Si finalmente Lete (O Méndez de Vigo, que es el ministro de quien depende) apoya a Rubiales estaría aplaudiendo el modo de actuar del presidente de la AFE en el pasado, como cuando por ejemplo criticaba sin rubor a Hacienda, estafada por los clubes que le debían cantidades millonarias, porque no facilitaba el cobro de los futbolistas. Por otro lado, también ha sido conocida su tibieza en cuanto a las denuncias de Tebas sobre amaños de partidos en la Liga. No hay que olvidar también que Rubiales jugó en el Levante, uno de los clubes que siempre ha estado en el punto de mira por presuntos arreglos de partidos, como por ejemplo aquel Athletic-Levante del 2007 en la última jornada de Liga donde actuó como lateral zurdo. El encuentro acabó con la salvación de los vascos, quienes no encontraron mayor oposición que la tremenda actuación del meta Molina. Finalmente, y a pesar de la grabación de una conversación entre el futbolista Descarga y el presidente levantinista, no se pudo demostrar judicialmente el delito.

Otro episodio protagonizado por Rubiales fue cuando hizo pinza con Villar para sabotear el decreto de venta centralizada de los derechos de televisión y convocó una huelga de futbolistas, que la Justicia le desmontó.

Buena parte de lo que pueda suceder vendrá dado en la junta directiva que tendrá lugar probablemente entre el 6, 7 u 8 de septiembre. A Villar ya se le ha exigido la dimisión, pero lo cierto es que no ha dado el paso. Además, una vez que se enteró de la posibilidad de que Rubiales sea su sucesor, el vasco ha intentado evitar que su exdelfín tenga éxito.

Mientras tanto, se está a la espera de que trascienda el sumario de la operación Soule. Entre otras cosas porque una de las cuestiones con las que se especula es la aparición de Rubiales en el mismo. De hecho, el propio presidente de la AFE habría hecho saber a sus allegados que podría aparecer en las grabaciones de la UCO hablando, por ejemplo, con Gorka Villar, el hijo del presidente de la federación y quien llevó directamente la campaña de su padre a las elecciones federativas.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Rubiales pide la bendición de Lete