Dos mil «Small Blacks» contra los All Blacks

«El mejor regalo que se le puede hacer a un niño es la confianza que gana a través del deporte», dice un «emocionadísimo» Steve Tew en una intensa mañana de rugby junto a escolares de 69 centros asturianos en Las Mestas

Foto de familia tras el acto institucionañ
Foto de familia tras el acto institucionañ

Gijón

De la furgoneta negra de los All Blacks descendieron, pasadas las 11,00 de la mañana Steve Tew y Grant Fox, CEO y jugador de leyenda de la selección neozelandesa de rugby. También pusieron pie sobre el césped mojado de Las Mestas tres de jugadores del actual combinado de Nueva Zelanda: Kevin Mealamu, Jordie Barrett e Israel Dagg. Y, visto lo que les esperaba en las tres horas siguientes, casi les hubiese venido bien traerse a Gijón a otro ilustre neozelandés especializado en organizar grandes movimientos de masas: el director de la trilogía El Señor de los Anillos, Peter Jackson. Porque bandearse en una gigantesca melé de casi 2.000 escolares es casi tan exigente como una final de las Seis Naciones. Dos hakas, muchos selfies y apretones de manos después, amén de arbitrajes a salto de mata y entrenamientos exprés, la comitiva de los premiados con el Princesa de Asturias de los Deportes 2017 abandonaba el recinto deportivo gijonés dejando atrás una mañana intensa y seguramente el germen de algún jugador -o jugadora- de rugby bien plantado en Asturias.

Los escolares y sus monitores y profesores, procedentes de 69 centros asturianos, llevaban ya más de una hora jugando sus pequeños torneos en los dos recintos del complejo deportivo, rebautizados como North Island y South Island, y compartimentados en campos con los nombres de los territorios neozelandeses. La llegada de la comitiva All Blacks interrumpió momentáneamente el juego, y los jugadores de la «isla Norte» se congregaron para una bienvenida que tuvo en el centro a los alumnos del colegio Santa María del Naranco, de Oviedo, que se marcaron toda una «haka» ante los recién llegados sin miedo a la lluvia que goteó toda la mañana, sin llegar a hacerse molesta, sobre Las Mestas. Además de la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, que se enfundó una negra camiseta All Blacks, ofició como anfitriona y maestra de ceremonias la internacional de la selección española de rugby Patricia García, radiante de felicidad durante la visita y el acto institucional que la cerró, y con él el programa ingeniosamente titulado «Small Blacks». 

Pero antes, Mealamu y el joven Jordie Barrett se desplazaron a la «isla Sur» para mantener un encuentro más estrecho con los jóvenes principiantes en el deporte en el que son ya leyendas: más saludos, más selfies, más fotos de grupo y también un poco de césped. Los dos jugadores mezclaron los roles de entrenador y árbitro en algunas de las partidas que se disputaban por parte de equipos mixtos que se han iniciado durante lo que va de curso escolar en la práctica del rugby y, sobre todo, en los valores que encierra y que propiciaron la concesión del premio. Solidaridad, humildad, integración, sacrificio y superación. 

Fueron los mismos que destacó, en nombre de todos los profesores y alumnos participantes en la actividad organizada por la Fundación Princesa de Asturias un profesor del gijonés colegio de La Asunción, y los que también se plasmaron en el código de conducta que han elaborado los escolares y que fue leído en un inglés bastante más que decente por alumnos de varios centros. Steve Tew les replicó manifestando los sentimientos de la expedición neozelandesa: «Estamos emocionadísimos por la cálida acogida, pero también por ver a tantos jóvenes jugando al rugby», dijo el CEO de los All Blacks, agradeciendo también el esfuerzo a profesores y padres e incitando a los pequeños a «seguir jugando al rugby» en el futuro porque -aseguró-  «el mejor regalo que se le puede hacer a un niño es la confianza que gana a través del deporte».

;
Una danza ritual maorí sobre el césped de Las Mestas Integrantes del Ngati Ranana London Maori Club se desplazaron desde Londres para ejectutar un «haka» ante los All Blacks en el recinto deportivo gijonés

Como intermedio entre el juego y el acto institucional, una segunda haka se ejecutó en Las Mestas: esta vez, una con todas las de la ley (maorí), a cargo de los integrantes del Ngati Ranana London Maori Club, una asociación de neozelandeses radicada en la capital británica que desde hace más de medio siglo conserva las esencias de la tradición de sus islas en otras islas muy distantes de la suya. A los All Blacks les queda, con todo, una tarde intensa, con la inauguración de la exposición que se les dedica en la Antigua Rula de Gijón y un acto público en la Colegiata de San Juan Bautista. Más melé para los Señores de la Melé. 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Dos mil «Small Blacks» contra los All Blacks