María José Claramunt, despedida de la Federación

Echan a la «jefa» de la selección, investigada en la «Soule» por sus elevados cobros

.

Investigada en la operación Soule, debilitada por la pérdida de importantes patrocinios y sin apoyos en la actual cúpula de la Federación Española de Fútbol (FEF), María José Claramunt conoció ayer su despido como directora de márketing y máxima responsable de la selección. Lo supo a través de una carta firmada por Juan Luis Larrea, presidente en funciones en lugar de Ángel María Villar, y Esther Gascón, secretaria general. Las presiones de algunos de los pesos pesados del vestuario de Julen Lopetegui, como Ramos, Busquets y Piqué, no evitaron la caída de la poderosa Claramunt, ahora que la clasificación para el Mundial ya está sellada y faltan todavía ocho meses para la cita de Rusia.

Claramunt, que ingresó de la RFEF 2,2 millones del 2009 al 2015, llamó la atención de los investigadores del caso Soule por varios motivos. Por un lado, los elevados cobros que percibió al mismo tiempo de la empresa Vos Sportsmarketing & Entertainmet (comercialmente conocida como Actyvos) y la RFEF. Mientras, los ingresos de la firma procedentes de la federación se dispararon cuando ella se incorporó a la estructura de Las Rozas en el año 2012.

«Se ha podido comprobar como los pagos (declarados o imputados) que realiza la RFEF a la empresa Actyvos marcan una tendencia claramente ascendente en los años siguientes al establecimiento de la relación laboral de María José Claramunt con la RFEF», indica el informe del Grupo de Investigación Financiera de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. Así figura en el sumario, al que ha tenido acceso La Voz de Galicia. Se encuentra imputada aunque el informe, después de la minuciosa investigación sobre si percibió supuestas comisiones, no encontró pruebas definitivas, «elementos objetivos para poder afirmar que este incremento en las ganancias de Actyvos sea debido a algún tipo de influencia o favorecimiento de la señora Claramunt».

No solo su papel como imputada jugó en contra de Claramunt. También la pérdida de confianza y su gestión en la negociación de patrocinios. Según consta en el sumario de la Soule, el exvicepresidente de la RFEF, Juan Padrón, la culpa de perder la cuenta de Iberdrola. «Javi... Nos acaban de quitar 12 millones de Iberdrola. ¡12 millones! Seis millones por año, aquí no pasa nada... La Claramunt, por mala gestión...», le atribuye al dirigente canario en una conversación con el exseleccionador Javier Clemente, persona muy próxima a Villar.

Treinta millones

Según varias estimaciones, la gestión de Claramunt le pudo costar a la RFEF la pérdida de unos 30 millones en patrocinios. Además, fue granjeándose enemigos dentro de la federación. Jorge Vaquero, director del gabinete de Gascón en la RFEF, se queja ante Gorka Villar, el hijo del poderoso presidente suspendido, en otra comunicación. «Le comenta que a Claramunt le ve cosas muy buenas como profesional y otras que no le han gustado nada, porque entiende que son actuaciones de chantaje ‘a la casa’, y a Villar, tales como el tema de Ramos de los relojes de mierda y todo eso», indica el sumario en relación con los regalos que reclamó para algunos de los jugadores de la selección, de un modelo cuyo precio ronda los 23.000 euros.

Desde que asumió la presidencia de la federación, Larrea mostró su distanciamiento con Claramunt, hija del exfutbolista del Valencia Pepe Claramunt, amigo de Villar. Según la agencia Colpisa, Fernando Hierro podría ser el sustituto de Claramunt.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

María José Claramunt, despedida de la Federación