Un otoño de pesadilla despierta a Carreño del sueño de Londres

El tenista gijonés será el primer suplente de las Finales ATP después de la victoria de Jack Sock en París

El tenista asturiano Pablo Carreño devuelve una bola al francés Nicolas Mahut en su partido del Abierto de Estados Unidos, en el centro USTA del Flushing Meadows en Nueva York
El tenista asturiano Pablo Carreño devuelve una bola al francés Nicolas Mahut en su partido del Abierto de Estados Unidos, en el centro USTA del Flushing Meadows en Nueva York
S.D.M.
Madrid

El estadounidense Jack Sock, número 22 del mundo, ganó el domingo el título más importante de su carrera, el Masters 1.000 de París al vencer en la final al serbio Filip Krajinovic (77) y se clasificó para las Finales ATP de Londres. Este triunfo relega al gijonés Pablo Carreño al puesto de primer suplente. Carreño se queda así con la miel en los labios después de un otoño irregular que le ha dejado fuera. Carreño ostentaba la última plaza de las ocho de las finales ATP de Londres hasta ayer.

Carreño logró encaramarse al octavo puesto al cuajar la mejor temporada de su carrera. Tras llegar a semifinales en el US Open en septiembre, el asturiano tenía a su alcance la participación en las Finales ATP que este año se celebran en Londres, algo que le iba a colocar en el olimpo del tenis. Pero el otoño le pasó factura. Cayó en primera ronda en China y en segunda ronda en Viena. Volvió a perder a las primeras de cambio en París. Aún así todavía conservaba una remota posibilidad, que dependía de otros. Ese hilo ha sido el que ha cortado Sock.

Sock, que levantó el primer Masters 1.000 en su carrera, doblegó a Krajinovic, la sorpresa del torneo, por 5-7, 6-4 y 6-1, en una hora y 58 minutos. En la pista dura y cubierta de París-Bercy, el tenista estadounidense, de 25 años, eliminó al británico Kyle Edmund (50), al francés Lucas Pouille (18), al español Fernando Verdasco (39) y al francés Julien Benneteau (83) antes de alcanzar la final. El jugador de Kansas entra por primera vez en el grupo de los diez primeros y pasa a ser la primera raqueta de Estados Unidos, convirtiéndose en el primer estadounidense en vencer en el Masters 1.000 de París desde 1999, cuando levantó el trofeo Andre Agassi, y también el primero de esta nacionalidad en ganar un Masters 1.000 desde 2010, cuando Andy Roddick lo hizo con el de Miami.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Un otoño de pesadilla despierta a Carreño del sueño de Londres