Mourinho y Guardiola se reencuentran entre la polémica

DPA

DEPORTES

Martin Rickett | DPA

Unas declaraciones del portugués sobre las supuestas simulaciones de los citziens caldean el derbi

10 dic 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El Manchester United de José Mourinho y el Manchester City de Josep Guardiola jugarán hoy en Old Trafford el partido más importante en lo que va de la temporada del fútbol inglés. El menú no sólo ofrece el siempre atractivo derby de Manchester, sino también un duelo entre el primero y el segundo de la Premier League. Y tal vez, pese a ser apenas la decimosexta fecha, una de las últimas oportunidades del United de dar caza a un City imparable de momento. Todo un «thriller», tal como lo calificó «The Sun».

Será además una nueva edición de la clásica rivalidad entre Mourinho y Guardiola, si bien los duros cruces de sus épocas en el Real Madrid y el Barcelona parecen haber quedado atrás. El «Daily Mail» destacó el trato cordial entre ambos entrenadores en los últimos tiempos, más allá de algún que otro chispazo esta semana por el estado físico de David Silva. Mourinho calificó de «juegos psicológicos» las dudas sobre la presencia del mediocampista español, quien finalmente fue confirmado para el domingo tras haber faltado al encuentro ante el Shakhtar Donetsk en la Liga de Campeones por unas molestias musculares.

«Él va a jugar», respondió Guardiola el viernes en la rueda de prensa previa al duelo. «El médico había dicho al comienzo de la semana que había dudas sobre su desempeño, pero Silva llegó hoy y dijo que se sentía muy bien, así que va a jugar», explicó el entrenador. Más ruido generaron las declaraciones antideportivas de Paul Pogba, quien no podrá jugar con el Manchester United mañana por la tarjeta roja vista ante el Arsenal. «Es antipático decir esto, pero espero que se les lesionen algunos jugadores importantes tal como nos sucedió a nosotros», dijo el francés a la BBC.

Guardiola no quiso valorar los comentarios del rival. «Estoy seguro de que ha sido sólo una expresión y que no le desea una lesión a nadie», respondió el técnico del City. «Me hubiera gustado que Paul jugara contra nosotros. Siempre deseo competir contra un rival que tenga a sus mejores jugadores para poder ver si somos capaces de vencerlos».

Las ausencias, en cualquier caso, no quitan brillo a un duelo entre los dos mejores equipos de la temporada. El City lidera la clasificación con 43 puntos producto de un espectacular balance de 14 triunfos y un empate. El United le sigue con 35.

El equipo de Guardiola suma además 13 triunfos consecutivos en la Premier -está a uno del récord que lograron el Arsenal en la temporada 2001/02 y Chelsea la campaña pasada- y apenas perdió un partido en el curso entre todas las competiciones, el jugado en la semana en Ucrania con un once alternativo. El United también está cumpliendo una gran temporada y al igual que el City avanzó con autoridad a los octavos de final de la Champions. «La gran pregunta es cómo podrá hacer el United para frenar el juego del City», evaluó el diario «The Independent». Mourinho se siente cómodo en el rol de aguafiestas, ¿pero qué tan defensivo será el planteo del portugués en Old Trafford? Sólo una victoria serviría realmente a sus dirigidos.

«Si el United gana quedaría todo muy abierto», opinó el ex futbolista inglés Alan Shearer, actualmente comentarista de televisión. «No sólo porque la diferencia se reduciría a cinco puntos, sino también por el valor psicológico. Al City podrían entrarle las dudas».

Condimentos suficientes para seguir un clásico que no sólo genera una gran expectativa en el Reino Unido. Según «The Telegraph», será transmitido en 189 países del mundo.