La FIFA pone a prueba al Gobierno

La amenaza de dejar a España sin Mundial sitúa bajo el foco el papel de Méndez de Vigo

Agencias

La FIFA recupera sus viejos modos para chantajear al gobierno español por ocuparse de las irregularidades en la Federación Española de Fútbol (RFEF). Esta vez, el motivo de la amenaza radica en el proceso iniciado por el Consejo Superior de Deportes para tratar de repetir las elecciones a la luz de las irregularidades destapadas en el caso Soule. La FIFA trata de asustar con la hipotética exclusión de la institución de Las Rozas y la consiguiente ausencia de la selección del Mundial de Rusia. Así lo trasladó el organismo ahora presidido por Gianni Infantino, que presiona de forma similar a cuando Joseph Blatter, a instancias de Ángel María Villar, utilizó la exclusión de la Eurocopa del 2008 para saltarse la ley.

A la RFEF llegó una carta amenazante de la FIFA, con fecha de 12 de diciembre, en la que le advierte que podría perder su condición de miembro del organismo internacional por las actuaciones del gobierno. Un portavoz de la entidad con sede en Zúrich confirmó a La Voz la misiva «mostrando su preocupación por la situación que atraviesa la federación y recordando que, de acuerdo con los Estatutos de la FIFA, todas las federaciones miembro deben administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros en sus asuntos internos». Se refiere al artículo 13. A petición del presidente en funciones de la RFEF, Juan Luis Larrea, Infantino visitará en enero al ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, y al secretario de Estado José Ramón Lete.

Desde muy distintos enfoques, tanto el Ejecutivo como la RFEF trataron de tranquilizar sobre la presencia de España en el Mundial de Rusia. Pero, en realidad, el fútbol español paga los titubeos de Méndez de Vigo. Desde que nombró como secretario de Estado a Lete, compadreó con Villar y luego contemporizó ante los graves escándalos que reveló la investigación del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. Solo desde hace dos meses, cuando el lío montado alrededor de la federación seguía creciendo, mostró Lete firmeza para corregir las irregularidades que trufaron el proceso electoral. Quizá fue tarde. Porque la FIFA trata de amedrentarle cuando está cerca de culminarse el proceso para repetir las elecciones. El CSD presentó un recurso para anular el proceso e iniciarlo de cero, el TAD resolvió de forma favorable y ahora el Consejo de Estado tiene la última palabra.

Villar está suspendido temporalmente durante un año, tras una decisión de la Comisión Directiva del CSD. El motivo, los hechos que en la Audiencia Nacional lo convirtieron en imputado por administración desleal, apropiación indebida y estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.

En el 2008, la amenaza de Blatter, azuzado por Villar, terminó con la capitulación del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que permitió la celebración de las elecciones fuera de las fechas indicadas por la orden ministerial.

Desde Bruselas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, trató de enviar ayer un mensaje de tranquilidad: «Estoy absolutamente convencido de que iremos al Mundial de Rusia y, además, de que lo vamos a ganar, que son dos cosas diferentes». Después Lete rechazó en Vigo que el proceso para repetir las elecciones sean «injerencias». «El Gobierno y el CSD no quitan ni ponen presidentes siempre que se cumple la ley», matizó.

Más directo, al presidente de la Liga, Javier Tebas, le parece surrealista que España no vaya a Rusia. «Es imposible que una institución privada como la FIFA amenace a España cuando se están cumpliendo la ley y las normas españolas», indicó en Vigo. «No me creo que la nueva FIFA sea capaz de amenazar al Gobierno en cualquier tema cuando estamos en un Estado de Derecho».

La Audiencia Nacional deniega el regreso de Villar a la federación

El auto del alto tribunal rechaza la petición de medidas cautelares pedidas por el dirigente imputado en la operación Soule

Ángel María Villar seguirá apartado de la Federación Española de Fútbol. Así lo ha estimado la sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, que le ha denegado la cautelar contra la suspensión de sus funciones decretada el pasado mes de julio por el Consejo Superior de Deportes.

La defensa de Villar recurrió ante el alto tribunal la decisión adoptada por el CSD, que una vez en marcha la operación Soule incoó un expediente disciplinario contra él, como paso previo a su suspensión al frente de la federación. El dirigente imputado alegaba que no había fundamento alguno para tal resolución, así como que no se podían utilizar diligencias de investigación penales como base de resoluciones y sanciones administrativas.

Seguir leyendo

Larrea niega de palabra la amenaza que desliza en un comunicado

La FIFA actúa a instancias de la federación española, que puso en su conocimiento los movimientos del CSD y la resolución del TAD para repetir todo el proceso electoral que acabó con la reelección de Villar. Larrea, tesorero de su directiva durante 29 años y que a día de hoy todavía se declara villarista, ejerce ahora las funciones de presidente actúa y de forma desconcertante. Porque el comunicado de la RFEF apunta sutil pero directamente a la exclusión de España del Mundial, mientras que sus declaraciones dicen otra cosa. «Nadie va a sacar a España del Mundial. Eso es algo imposible. La FIFA quiere saber qué ocurre. Hay prevista una reunión a título informativo con el ministro e Infantino», dijo Larrea.

Pero su comunicado alude directamente a la disputa del Mundial. Y a continuación, el texto recoge el artículo de los estatutos de la RFEF que le obliga «a respetar en todo momento» las normas de la FIFA. Y recuerda que estos dictan: «Cada miembro debe administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros».

Es decir, Larrea calca de forma velada el discurso victimista que empleó Villar en el 2008, cuando se amenazó con la exclusión de España de la Eurocopa como arma para doblegar al gobierno de Rodríguez Zapatero.

El dirigente italosuizo contribuyó a tapar un trato de favor al Fenerbahçe

El actual presidente de la FIFA, Gianni Infantino, cubrió cuando era secretario general de la UEFA el trato de favor de la Federación Turca de Fútbol (TFF) hacia el Fenerbahçe, el equipo del presidente, Recep Tayyip Erdogan, según revela ayer Le Monde.

El rotativo publica un correo electrónico que Infantino envió en enero de 2012 al secretario general de la TFF, Ebru Köksal, sobre las sanciones que se iban a poner a los clubes turcos implicados en un caso de encuentros amañados, correspondientes a la temporada 2011-2012, entre ellos el Fenerbahçe.

La TFF cambió en abril del 2012 sus estatutos para excluir el descenso de categoría como castigo en caso de partidos amañados, por lo que el histórico Fenerbahçe se salvó del descenso.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La FIFA pone a prueba al Gobierno