Javier Fernández, campeón de Europa por sexta vez consecutiva

El patinador español volvió a colgarse el oro en el Europeo de Moscú tras imponerse a los rusos Dmitri Aliev y Mikhail Kolyada


El patinador español Javier Fernández no falló este viernes a su cita con el sexto título continental seguido, al colgarse el oro en el Campeonato de Europa celebrado en Moscú, cargando las pilas de cara a su objetivo número uno, el asalto dentro de tres semanas a los Juegos Olímpicos de PyeongChang (Corea del Sur).

El madrileño llegaba con medio título en el bolsillo con su exhibición en el Programa Corto (103.82), muy superior al segundo mejor, el ruso Dmitri Aliev (91.33). Así, en el Programa Largo sobre el hielo del Megasport Sport Palace, Fernández rubricó el dominio continental que extiende desde 2013, con una puntuación de 191.73 y 295.55 en total, por delante de los locales Aliev y Mikhail Kolyada.

Parecía imposible que nadie lograra seis campeonatos seguidos. Al final, ha sido Javier Fernández quien ha conseguido algo increíble. Ha entrado por derecho propio en el olimpo de los patinadores más grandes de Europa. Su gesta la fabricó después de firmar otro programa libre casi impecable. Si hace un par de días allanó su camino hacia el título con un programa corto en el que obtuvo 12,49 puntos de ventaja sobre el ruso Dmitri Aliev tras recibir una nota de 103'82, este viernes selló el título con otra actuación notable.

A Javier Fernández sólo le falta el título de campeón olímpico. Su cosecha, desde que comenzó en el circuito en la temporada 2007/2008, era impensable en España hace no mucho tiempo. A sus seis títulos europeos, hay que sumar dos mundiales en 2015 y 2016 y un par de participaciones olímpicas que se le atragantaron con una decimocuarta plaza en Vancouver 2010 y una cuarta en Sochy 2014. Entre el 9 y el 25 de febrero se disputarán los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang (Corea del Sur) y ahí podría cerrar el círculo perfecto de una carrera increíble. Y, la lucha por esa medalla que falta en su historial, en menos de un mes, comenzó en Moscú con otro título cimentado con un patinaje que rozó la perfección.

Javier Fernández dejó atrás la banda sonora de «Tiempos Modernos» de la película protagonizada por Charles Chaplin y se arremangó para afrontar «El Hombre de la Mancha» de Mitch Leigh. Antes, uno de sus principales rivales por el título, el letón Deniss Vasiljevs, con una desventaja de 18 puntos respecto al español, patinó un variado de Michael Buble («Anyone to Love» y «Sway Luis Demetrio») mezclado con el «Put the Blame On Mame» de Allan Roberts y Doris Fisher.

No lo hizo mal, pero arriesgó en un cuádruple con el que cayó al hielo y todo lo que hizo después no fue suficiente ante el posterior huracán que flotó sobre el Palacio de Deportes Megasport de Moscú. Javier Fernández tenía en el programa un total de 13 movimientos técnicos que fue cumpliendo prácticamente uno a uno. Apenas falló, sólo dejó sin cerrar un cuádruple toe y un triple flip, pero el resto de su ejercicio fue claramente superior al de sus rivales. Su mejor marca del año con este programa libre llegó a los 177 puntos. En esta ocasión, sin hacerlo perfecto, se mejoró a sí mismo y alcanzó los 191,73 para sumar un total de 295,55 puntos.

Con esos números finales dejó al ruso Dmitri Aliev la responsabilidad de patinar en el último lugar y con el objetivo prácticamente imposible de reducir los doce puntos de desventaja que tenía del programa corto y de superar en el libre a Javier Fernández. Aliev tenía una misión insuperable y aunque afrontó con dignidad la banda sonora de «Little Miss Sunshine», su puntuación fue insuficiente.

En cuanto salieron los últimos números de la tarde, los 182,73 puntos que recibió Aliev para acabar con un total de 274,06 en la segunda posición, buenísima para un debutante, Javier Fernández sonrío. Al lado tenía a su entrenador, el canadiense Brian Orser, con quien se abrazó consciente de que había conseguido entrar en la historia: después de 84 años, alguien fue capaz de encadenar seis Europeos. Y ese no es otro que Javier Fernández.

Javier Fernández: «Es un título especial, estoy muy feliz»

El español se mostró feliz por «conseguir el sexto título consecutivo» en «una de las mejores plazas para los competidores». «Lo que quería era poder hacer una buena competición y lo he conseguido. Aspiraba a lograr este sexto título consecutivo que es algo muy especial. Estoy muy feliz, siento una gran emoción», dijo en la pista, al público, tras proclamarse vencedor.

El patinador madrileño, doble campeón del mundo, sumó su sexto éxito continental, algo que no se lograba desde hacía 82 años, cuando el austríaco Karl Schäfer sumó ocho títulos entre 1929 y 1936. «Moscú es una de las mejores plazas para competir. Para todos los competidores. La audiencia y el público es muy experta. Es increíble competir aquí. No solo para mí sino para todos. Todos los patinadores tienen que estar de acuerdo conmigo. Gracias Moscú», añadió Javier Fernández.

El madrileño dejó prácticamente decidido el título el miércoles al imponerse en el programa corto a sus 35 rivales y este viernes completó su gran actuación al sumar en el ejercicio largo 191.73 puntos, nueve más que su principal rival, el ruso Dmitri Aliev.

Fernández aspira ahora al triunfo en los Juegos Olímpicos, la única medalla que falta en su historial. «Quiero hacer bien la temporada desde el principio hasta el final. Intentar hacer lo mejor competición a competición y hacerlo en cada una lo mejor posible», apuntó el español, que acabó el campeonato con una puntuación total de 295.55 por delante de Aliev (274.06) y el también ruso Mikhail Kolyada (258.90), que completaron el podium.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Javier Fernández, campeón de Europa por sexta vez consecutiva