No se teme por la vida de Pelayo Novo tras su accidente

El futbolista asturiano de 27 años fue operado por la tarde de varias lesiones, entre ellas un traumatismo craneoencefálico


Pelayo Novo, futbolista del Albacete, fue operado este sábado de varias lesiones, entre ellas un traumatismo craneoencefálico, tras precipitarse desde un tercer piso en un hotel de Huesca, donde se encontraba concentrado con el equipo manchego de Segunda División para disputar por la tarde su partido contra el conjunto oscense, aplazado como consecuencia del accidente sufrido por el jugador asturiano de 27 años. Pelayo Novo estaba hablando por teléfono apoyado en una barandilla, cuando se cayó por el hueco de las escaleras a un patio interior del hotel minutos antes de las 11:30 horas, según relataron diversos compañeros del jugador, y trasladado de urgencia al Clínico de Zaragoza, donde ingresó en la UCI con graves heridas y fue estabilizado, antes de ser intervenido durante la tarde por el equipo de cirujanos del Lozano Blesa de la capital aragonesa.

Tras las pruebas a las que fue sometido Pelayo Novo a su llegada al hospital, donde ingresó con un fuerte traumatismo craneal, los médicos decidieron operar al jugador del Albacete, que se encontraba «estable» antes de pasar por el quirófano a partir de las 19:30 horas, para ser intervenido de diversas heridas. «Le van a hacer un escáner y un seguimiento más completo. Ahora lo que nos importa es el jugador y su familia. No nos gusta que se genere ningún tipo de especulación y se tenga que sufrir innecesariamente, y por eso estamos en contacto con los medios», declaró el vicepresidente y consejero delegado del Albacete, Víctor Varela, que agradeció «que las asistencias fueran rápidas para que el jugador fuese trasladado al hospital de Zaragoza».

«Lo más importante es que está estable y no hay nada que comprometa ahora mismo la vida de Pelayo», anunció el médico del Albacete Juan Miguel Armeno, cuando el futbolista ya se encontraba en el Clínico de Zaragoza, adonde se desplazaron los familiares del futbolista y también sus compañeros del Albacete durante el viaje de regreso desde Huesca. Pelayo Novo se encontraba «consciente» cuando ingresó en el hospital, aunque debió ser sedado para evitar complicaciones durante su traslado de Huesca a Zaragoza. «Ha habido también varios compañeros y gente del hotel que le han asistido. Le han llevado para estabilizarle y hemos perdido un poco el contacto. Para que el traslado al centro hospitalario fuera lo menos gravoso posible se le ha sedado», confirmó a primeras horas de la tarde el vicepresidente del Albacete, que dio las gracias al Huesca, LaLiga y la Federación Española de Fútbol (FEF) por su comprensión para aplazar el partido y destacó las muestras de cariño y respeto recibidas desde que se conoció el grave accidente sufrido por el centrocampista ovetense.

Según informó el diario 'El Heraldo' en su web, tras ponerse en contacto con fuentes cercanas al jugador, Pelayo Novo, que se había recuperado recientemente de una lesión y había regresado a las convocatorias del Albacete aunque sin tener minutos, estaría sufriendo cuadros depresivos, motivo por el que recibía tratamiento.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

No se teme por la vida de Pelayo Novo tras su accidente