La manada de Nuno, bajo sospecha

DEPORTES

ANDREW COULDRIDGE | Reuters

El Wolverhampton es nuevo equipo de la Premier League tras arrasar en su temporada en la Championship,  sin embargo varios rivalen han denunciado al club ante la Federación Inglesa por la relación del conglomerado dueño de la entidad con la empresa Gestifute de Jorge Mendes

11 oct 2019 . Actualizado a las 19:53 h.

El mejor equipo del campeonato, un vendaval de juego y resultados que les ha deparado el ascenso directo a la Premier League a falta de dos jornadas para el final. El Wolverhampton dirigido por Nuno Espírito Santo no ha tenido rival en la segunda división inglesa, en la que a falta de dos partidos suma unos números globales de 30 victorias, 8 empates y seis derrotas. Con 98 puntos en el casillero, los Wolves podrían alcanzar los 104 y se quedarían a dos de la mejor puntuación en la historia de la categoría, los 106 que firmó el Reading en la campaña 2005 /2006.

Sin embargo, lo que debería ser una temporada de ensueño para los seguidores del Molineux Stadium se ha visto empañado por las denuncias y acusaciones procedentes de varios clubes de la Championship, entre ellos el Leeds United, que acusa al Wolverhampton de haber infringido las reglas de la Federación por los lazos entre la empresa dueña de la entidad y la agencia de representación de Jorge Mendes, Gestifute.

ANDREW COULDRIDGE | Reuters

El dueño del Wolverhampton es el conglomerado chino Fosun Internacional, un grupo inversor que compró el club en julio de 2016 tras abonar 55 millones de euros al antiguo dueño, Steve Morgan. El conflicto reside en que Fosun Internacional posee, a través de la sociedad Shanghai Foyo, el 20% del accionariado total de Gestifute, la famosa agencia de representación de jugadores fundada por Jorge Mendes, una situación que vulneraría las reglas del fútbol inglés según sus rivales. Dicha reglamentación explica que «una entidad con un interés en un club no puede tener interés en el negocio o en asuntos de un intermediario o una organización de intermediación», una situación que estaría quebrantando Fosun con su participación accionarial en Gestifute.